11 de octubre de 2018
11.10.2018

Sara cumple el sueño de toda la familia

La menor de los Larrazábal es la nueva fallera mayor infantil: "Quiero pasar cada momento como si no hubiera un siguiente"

11.10.2018 | 00:57
Sara Larrazábal posa en el salón de su casa.

Lo habían soñado toda la vida y Sara lo hizo realidad. Una llamada telefónica del alcalde de València, Joan Ribó, le confirmó a la familia Larrazábal Bernal, unos históricos de la comisión José María Bayarri-Los Isidros, lo que unos segundos antes se había leído en el hemiciclo. La pequeña de la familia era la fallera mayor infantil de València 2019, la representante de todas las niñas de esta ciudad y embajadora de la fiesta en todo el mundo.

Cuando Sara, de 10 años, descolgó el teléfono a eso de las siete y media de la tarde ya era un mar de lágrimas, un llanto de emoción que conquistó al mundo fallero desde el minuto uno. Y sus primeras palabras fueron para dedicar su reinado a todas las niñas de València y proclamar que su colegio es La Purísima Franciscanas.

Ya en ese momento la puerta de su domicilio en la calle Chiva empezaba a llenarse de vecinos y falleros que coreaban su nombre, al tiempo que una nube de fotógrafos empezaba a tomar posiciones para sacar imágenes de Sara con Gerva y Susana, unos emocionados padres que no podían reprimir las lágrimas de alegría. El abuelo Gerva, también muy emocionado, miraba a distancia sin poder creer lo que ocurría. «Siento una enorme emoción y pido a todas las niñas de València que la apoyen porque es una niña modelo», proclamaba.

Pero Sara es mucha Sara. «Cuando he escuchado mi nombre me he puesto a saltar y gritar y quiero pasar cada momento de este reinado como si no hubiera un siguiente», dijo con desparpajo la nueva fallera mayor infantil, que se acordaba de sus compañeras y prometía al jurado que haría todo lo posible para que no se arrepientan de haberla elegido.

Mirándola desde un rincón del salón estaban los padres, que habían reunido en casa a toda la familia y se habían hecho acompañar de la fallera mayor infantil de su falla y de otros niños para esperar el momento. De hecho, aseguran que no estaban nerviosos y que los pequeños estuvieron jugando hasta el instante mismo de leer los nombres.

«A partir de ahí ya te puedes imaginar», dice la madre, que en todo momento elogió la «templanza» de Sara y la manera de afrontar esta situación. «Hemos luchado siempre para estar así y nosotros haremos todo lo que podamos para que sea una gran fallera mayor infantil», aseguró.

«Tenemos muchas raíces falleras. La mayor estuvo preseleccionada también para fallera mayor infantil y nosotros hemos sido directivos siempre. Esto es increíble», continuó el padre. «Yo siempre he dicho que quería un niño para que jugara al futbol y me ha salido una niña para fallera mayor de València», bromeó.

El momento oficial lo puso el alcalde Joan Ribó y el concejal de Fiestas, Pere Fuset, que acudieron a felicitar a Sara con un ramo de flores en la mano. Pero la traca final fue la llegada del resto de la corte infantil, una docena de niñas que se fundieron en un abrazo pleno de felicidad. Cualquiera pudo ser y fue Sara.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook