24 de noviembre de 2018
24.11.2018

Pi i Margall recupera, 24 años después, el premio individual de "play back"

La comisión de Burjassot recrea la historia del Sombrerero Loco para vencer en el concurso de la JCF

23.11.2018 | 23:34
Los falleros de la comisión, con los artistas en primer término, al acabar la final.

Una generación después, la comisión de Pi i Margall-Arturo Cervellera ha recuperado el título de mejor actuación individual en el concurso de «play back» de la Junta Central Fallera. Porque fue hace 24 años, en el concurso de 1994, cuando lo lograron por primera y, hasta ahora, única vez. Pero la historia de esta comisión de Burjassot es la de la constancia: pasando años, épocas y falleros, son una de las más constantes a la hora de estar en el cuadro de honor de este pasional concurso. Media docena de podios enriquecen su historial. Y el viernes, sobre las dos de la madrugada, conocieron que su proyecto «Mad» se había alzado con el primer premio, para alegría general en un concurso en el que el segundo premio fue para García Lorca-Oltá y el podio lo completó San Marcelino. Los otros tres finalistas, del cuarto al sexto, fueron Doctor Domingo Orozco, Santiago Rusiñol y María Ros-Santo Tomás. Tres comisiones de Burjassot entre seis finalistas, destacando nuevamente la gran vocación en el arte de interpretación adaptada de esta población. Pablo, Cristian (ganador del premio a la mejor interpretación) y Nerea crearon una historia. El «play back» fallero no es una imitación de uno o varios artistas, sino una historia creada con diferentes bandas sonoras. Números de «El Gran Showman», «High Shool Musical» y «Wonderland» fueron el hilo musical para crear una historia. «Hicimos un número totalmente diferente y no llegamos a la final. Lejos de rendirnos decidimos darle una vuelta. Nos hemos centrado en la figura del Sombrerero Loco y que no hubiera uno, sino tres. El número se decidió en estas fechas el año pasado, en caliente. Empezamos a ensayar en julio, retomamos en septiembre y hasta ahora. Lo importante ha sido esto: no rendirnos y no tener miedo». Los tres anunciaban que «el número del año que viene ya está decicido». Clara Pardo de San Marcelino, se llevó el premio a la mejor interpretación y García Lorca-Oltá el de decorado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook