12 de febrero de 2019
12.02.2019

Ritual

Una fallera mayor con banda... y otra sin banda

La comisión de Santa María Micaela escenifica en su presentación el acuerdo de su junta general de dar libertad a la hora de usar o no el distintivo

12.02.2019 | 10:41
Una fallera mayor con banda... y otra sin banda

La comisión de Santa María Micaela ha escenificado en la presentación de su fallera mayor, tal como se había anunciado, el acuerdo llevado a cabo en su junta general de dar libertad a sus falleras mayores para elegir si se les impone o no la banda de fallera mayor. Y así, se dio la curiosa circunstancia de que la infantil, Natalia Casanova, la llevaba, y la mayor, Noelia Ampar Ynat, no la llevaba.

Hay que recordar que esta comisión fue de las pioneras en dar la libertad a sus falleras de lucir el distintivo que las acredita como pertenecientes a la comisión. Todo ello encuadrado en ese debate sobre la desigualdad que supone que las mujeres continúen empleando las bandas mientras que el hombre, tras la desaparición del "traje de fallero", no lucen distintivos o, en todo caso, la insignia de la falla. La decisión tiene su punto de histórico precisamente por la aplicación de esa libertad de decisión y por "romper estereotipos". Aunque, desde el otro lado, se pueda cuestionar si no es la banda el distintivo por definición que reconoce el cargo; es decir, el valor sentimental del mismo. 

Tanto es así, que hay que recordar que una de sus falleras más significadas, Estefanía de Julio, llevó esa medida a su etapa de vicepresidenta de la Junta Central Fallera, en la que no llevaba la banda con el fondo plateado que distingue a las vicepresidentas.

Este año, los "Micaelos" aprobaron dar la postestad a cada fallera mayor. A pesar del ejercicio de libertad, cualquier movimiento siempre se mira con cautela. "Preferimos explicarlo para evitar malos entendidos" decía el padre de la fallera mayor, que no es otro que el conocido fallero José Ynat. Ya en levante-emv.com se señalaba semanas atrás la particularidad que iba a producirse, pero el hecho de que cualquier medida "audaz" contra usos y costumbres tradicionales suelen ser motivo de debate, en ocasiones encendido.

Estas decisiones terminan por superar un Reglamento Fallero que está obsoleto en una parte importante de su articulado pero que, sobre todo, no tiene fuerza punitiva para medidas teóricamente "antirreglamentarias", que, sin embargo, chocan aparentemente con normas de rango superior. El Reglamento señala que la fallera mayor "usará como distintivopropio la banda tradicional confeccionada en cinta con los colores de la bandera nacional, mientras que el resto de componentes femeninas formarán la Corte de Honor, siendo su banda distintiva confeccionada con cinta tricolor de la Señera valenciana". Pero en el caso del hombre, lo que se señala es que "cuando se vista el traje fallero instituido en el IV Congreso General Fallero (...) se complementará con un fajín". La obsolescencia de este artículo radica en que, salvo una pequeña minoría, nadie utiliza ya ese traje, con lo que, y eso se ha sostenido desde el principio en la comisión, una banda "obligatoria" podría generar incluso el debate de si conculca o no derechos fundamentales de la persona.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

València

Plaça de l'Ajuntament, 1

València, 46002

1 al 19 de marzo

Todo el día

València

Plaça de l'Ajuntament, 1

València, 46002

1 al 19 de marzo

Todo el día

València

Plaza de la Virgen

València, 46001

17 y 18 de marzo

De 16:00 a 00:00