02 de marzo de 2019
02.03.2019

Cabalgata del Ninot 2019

El feminismo se cuela en la cabalgata de Grezzi y Fuset

La cabalgata recupera la importancia de los ninots y da la bienvenida a la primera pieza de la falla municipal

02.03.2019 | 21:27
El feminismo se cuela en la cabalgata de Grezzi y Fuset

Érase una vez una cabalgata en el que los niños tiraban las pistolas para peinar a sus muñecas, en el que las niñas colgaban en la percha el tul de princesa y cogían el traje de bomberas, en el que la bella durmiente se cansó de esperar, o en el que el príncipe azul se calzó el zapato de cristal.

Los cuentos de hadas han cambiado. El tema principal de la Cabalgata del Ninot (que esta tarde recuperaba la importancia de los ninots de las comisiones) no tanto: «sobrevivir al carril bici» que «colapsa» la carretera; un Giuseppe Grezzi que, cual espantapájaros, «espanta» a cualquiera; o un Pere Fuset sentado sobre un «trono de hierro» que «pronto» le tocará abandonar.

La cabalgata de este año vuelve a la carga con quienes han sido (y son) fieles protagonistas en los últimos años. El concejal de Cultura Festiva llegó a ser representado al menos en ocho de las diez comisiones falleras. La pronta celebración de comicios, no obstante, consiguió colarse entre lo que parecía una temática inamovible. Esta vez para defender la igualdad de género ante los «lobos con piel de cordero» que utilizan a la mujer de una manera «frívola» y «oportunista» en sus campañas.

Un utilitarismo político que, sumado a la discriminación laboral («las mujeres valen cinco euros, mientras los hombres duplican su valor»), la violencia machista y el techo de cristal, «indica que aún queda mucho por hacer por la igualdad». Y también de la paridad, empezando por la Iglesia: «si Jesús hubiera nacido en el siglo XXI tendría seis mujeres apóstoles» y el Vaticano una «mama». Pasando, además, por las listas de Compromís: «Señor Fuset, no nos pida paridad en las comisiones si no cumple usted con su parte», exigía la falla Periodista Gil Sumbiela-Assutzena.

También la cabeza de la diosa griega de la Paz, de Pichiavo con Latorre y Sanz, (la primera pieza de la falla municipal) entraba a última hora en la plaza del Ayuntamiento arrastrada, eso sí, por un sinfín de mujeres.

Y como el feminismo, rebelde, también los «animales» de George Orwell se amotinaron esta tarde en la cabalgata frente a la «subida del pan o la leche». Una insurgencia necesaria ante las próximas «elecciones en el corral» en la que miles de «borregos» guiados por «el lobo de Vox» van «directos al matadero» sin siquiera saberlo.

Mientras los comicios se celebran o no, «¿qué hacemos con los restos del dictador?», «¿lo traspasamos, Pedro Sánchez?», se burlaba la falla Duc de Gaeta-la Pobla de Farnals.

Críticas por doquier que, eso sí, dejaban fuera la independencia en Cataluña que tantas veces sale a relucir en el plano político, para centrar la protesta ciudadana en el precio del alquiler, las interminables listas de espera en la sanidad pública, o la desigualdad evidente entre los que eligen cruzar el Mediterráneo en crucero o los que no tienen más remedio que hacerlo en una patera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

València

Plaça de l'Ajuntament, 1

València, 46002

1 al 19 de marzo

Todo el día

València

Plaça de l'Ajuntament, 1

València, 46002

1 al 19 de marzo

Todo el día

València

Plaza de la Virgen

València, 46001

17 y 18 de marzo

De 16:00 a 00:00