14 de noviembre de 2019
14.11.2019
Declaración de buen gobierno

El decálogo pirotécnico señala como prioritario recuperar el "tro de bac"

La comisión Unesco recomienda celebrar actos conjuntos y rescatar disparos de corte antiguo

13.11.2019 | 23:04
Una joven lanza un «tro de bac» durante la «despertà» de Fallas.

La declaración de las Fallas como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad trajo consigo la creación de una comisión de seguimiento que, periódicamente, se reúne y saca conclusiones sobre los elementos que componen el todo de la fiesta. Los «satélites» que gravitan en torno al sol que es la fiesta, tal como se describió metafóricamente en el vídeo presentado a la Unesco.

La comisión salió ayer con un decálogo dedicado a la pirotecnia. Una especie de declaración de buen gobierno, intenciones, consejos y propuestas que no pretende ser revolucionario, pero que mezcla algunas propuestas audaces con otros de corte más tradicional y otros meramente morales o burocráticas.

De todos ellos, destaca la sugerencia de «fomentar la recuperación del tradicional acto de la despertà, utilizando de manera preferente el clásico tro de bac». Y es que el petardo de contacto es el único artificio pirotécnico de uso exclusivamente en Fallas y que, a base de normativas europeas, por la competencia de otros elementos más contundentes como el «masclet» o por la propia decadencia de la «despertà» por la creciente nocturnidad de la fiesta, ha acabado por convertirse en un elemento pirotécnico no ya residual, sino en peligro de desaparición.

Con todo, una de las esperanzas que tiene está, precisamente, en otra de las sugerencias: «impulsar la realización de actos pirotécnicos conjuntos entre instituciones, comisiones, agrupaciones o federaciones falleras para fomentar la calidad, espectacularidad y diversidad de las manifestaciones pirotécnicas». En clave de «tró de bac» está la «despertà» por agrupaciones, a la que cada año se suma alguna y consume este tipo de petardos. Este punto también es un guiño a eventos como la «mascletà» que organizan varias fallas de Benicalap el 19 de marzo y que pretende ser todo un referente del día de San José.

Aún la «despertà» tiene otro añadido: se sugiere que, como antaño, el cortejo sea abierto con música de «tabal i dolçaina» o banda.

Además de actos conjuntos, también se recomiendan originales. Esto es muy del actual equipo de gobierno, en sobre todo en la Gran Fira ha optado por cambiar los castillos por fórmulas imaginativas como los castillos a la antigua («de rodetes»), o «minimascletà». También se hace referencia a la Nit de l'Alba y se recomienda enriquecer el concepto de «castillo de la cremà».

Se incide en la necesidad de contratar con tiento. A empresas al corriente de todos los protocolos de seguridad como obligaciones fiscales. Y puestos a contratar, que sean empresas autóctonas.

Más difícil de aplicar es el de la pedagogía para que cada grupo de edad sólo dispare la pirotecnia que le corresponde. Algo complicado porque las clases pirotécnicas están, en la norma internacional, muy lejos de las habituales apetencias, especialmente infantiles y juveniles. Pero no se puede decir otra cosa que no sea atenerse a las leyes.

Hay otras recomendaciones que forman parte del particular desvelo por respetar los horarios, al vecindario y a los animales domésticos. También incide en la creación de la figura del coordinador en las comisiones o incluso la de la «delegación de pirotecnia».

El concejal de Cultura Festiva Pere Fuset, recordó que en anteriores celebraciones de esta comisión ya se propuso un decálogo de buenas prácticas para reforzar el valor patrimonial de la música, de la falla y del trabajo de los artistas falleros y «ahora ponemos en valor la pirotecnia como elemento patrimonial fundamental de nuestra fiesta grande y, de hecho, como elemento clave en la consecución del reconocimiento por parte de la Unesco. El sector pirotécnico tiene un protagonismo incuestionable y cada vez más valorado. Desde sus orígenes, las Fallas han tenido una importante dimensión pirotécnica».

El decálogo

Garantizar la seguridad en los actos por parte de las comisiones organizadoras, delimitando las zonas de fuego.

Fomentar la «despertà», usando el «tró de bac» y promocionando el uso de bandas de música o tabal i dolçaina.

Revitalizar actos singulares más allá de castillo y «mascletà» como la traca corrida, correfoc, cordà, «engraellat», Nit de l'Alba y especialmente la pirotecnia en la «cremà».

Cultura de la pólvora a base de campañas divulgativas, especialmente entre los más jóvenes.

Pirotecnia según edad, protegerse los o jos y usar mecha de cordón para los encendidos.

Contratar empresas de calidad y comprar en puntos acreditados.

Respetar al vecindario, los animales domésticos y el entorno urbano, así como los horarios. Apostar por las carcasas con envases biodegradables.

Delegaciones de pirotecnia en comisiones y agrupaciones para supervisar los actos.

Apostar por empresas valencianas aunque sin descartar las extranjeras, especialmente por sus espectáculos propios y peculiares.

Fomentar actos conjuntos para mejorar la calidad de los mismos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

València

Plaça de l'Ajuntament, 1

València, 46002

1 al 19 de marzo

Todo el día

València

Plaça de l'Ajuntament, 1

València, 46002

1 al 19 de marzo

Todo el día

València

Plaza de la Virgen

València, 46001

17 y 18 de marzo

De 16:00 a 00:00