11 de marzo de 2020
11.03.2020
Levante-emv

El ayuntamiento realizó 362 inspecciones a churrerías en apenas diez días

El servicio de Sanidad informó, antes de saberse que se suspendían los actos, que en 27 de los puestos supervisados fue necesario cambiar el aceite

10.03.2020 | 23:41
Decenas de churrerías pueblan las calles de la ciudad durante las Fallas.

El servicio de Sanidad y Consumo del Ayuntamiento de València, antes de que se acordase atrasar las Fallas 2020, informó del operativo desarrollado para controlar que las paradas móviles de comer cumplían con los requerimientos de higiene. Desde el pasado día 29 de febrero se efectuaron 362 inspecciones durante el día y la noche, que iban a proseguir hasta el día de la cremà. Otros servicios como Cultura Festiva y Policía Local también colaboraron con el operativo.

Las unidades estaban compuestas por inspectores farmacéuticos, y realizaron 362 inspecciones en paradas de churros y buñuelos desde que se montaron las primeras el pasado día 29 de febrero. Solo en 27 ha sido necesario el cambio de aceite, menos de un 10%. A partir del viernes 13, se iban a ampliar a las paradas de comida como food trucks y mercaditos.

Protocolo sanitario

El protocolo sanitario consistía en comprobar la debida documentación sanitaria, como el título que acreditaba conocimientos en higiene de los alimentos de los manipuladores o el contrato con la empresa de recogida de aceites. También se inspeccionaron las instalaciones, los alimentos, la calidad del aceite, la indumentaria y se toma nota de las prácticas de los trabajadores. Los alimentos que no cumplieran la normativa iban a ser comisados y retirados de la venta. Por su parte, la Unión de Consumidores, en colaboración con el Gremio de Buñoleros y Churreros, había puesto en marcha una campaña informativa con recomendaciones sobre el consumo de buñuelos y churros durante las Fallas 2020. Todas las paradas de venta al público debían indicar, de forma visible y clara, el precio de todos los productos que estén a la venta, y al igual que el resto de establecimientos, las paradas de buñuelos debían disponer del modelo oficial de Hojas de Reclamaciones de la Generalitat Valenciana y facilitársela a los usuarios que así lo soliciten.

Además, los establecimientos estaban obligados a entregar a los consumidores el comprobante de la compra, necesario en el caso de tener que poner una queja o reclamación. Después de la suspensión temporal de las fiestas de Sant Josep habrá que ver qué pasa también con estas paradas ambulantes y con las tasas que tuvieron que pagar sus adjudicatarios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

València

Plaça de l'Ajuntament, 1

València, 46002

1 al 19 de marzo

Todo el día

València

Plaça de l'Ajuntament, 1

València, 46002

1 al 19 de marzo

Todo el día

València

Plaza de la Virgen

València, 46001

17 y 18 de marzo

De 16:00 a 00:00