Una de las imágenes más simbólicas y tristes de estas extrañas Fallas de 2020 es la de la jaula que alberga las «mascletades» y que ayer estaba siendo desmontada. La anulación de las fiestas por el coronavirus obligará a encajar en el programa de julio hasta 9 «mascletaes» que están pendientes de dispararse y que Carlos Galiana anunció que se dispararían entre el 11 y el 19 de julio. De aquí a allá, este nuevo calendario fallero, tiene que ser aprobado precisamente por la asamblea de presidentes.