Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Calendario

La "meditadora" arderá el fin de semana de la "crida" del próximo año

Los autores del icónico ninot están de acuerdo con la propuesta de la concejalía

La «meditadora», remate de la falla municipal de 2020, no se quemó por el coronavirus.

La «meditadora», remate de la falla municipal de 2020, no se quemó por el coronavirus. j. m. lópez

La icónica imagen de la «meditadora», remate de la falla municipal de 2020 salvada de las llamas en aquella «crema» a puerta cerrada, tendrá un papel relevante en las fallas de 2021. Los autores de la misma, los artistas José Ramón Espuig y Manolo Martín, aceptan a oferta del concejal de Cultura Festiva, Carlos Galiana, para que sea quemada el último fin de semana de febrero, es decir, el fin de semana de la «Crida», puerta de entrada tradicional al ciclo fallero.

En un principio, los autores de esta imagen (chica meditando con la mascarilla puesta) quisieron que fuera el centro de la falla municipal del año que viene, pero finalmente se abrió un concurso público que acabaron ganando el consagrado artista Alejandro Santaeulalia y el dibujante Dulk, que junto con Ceballos y Sanabria presentaron el pasado jueves sus proyectos, grande e infantil respectivamente, para el próximo año.

Pues bien, en ese acto el concejal de Cultura Festiva, Carlos Galiana, dijo que ofrecería a los autores de la «meditadora» hacer una «crema» especial el último fin de semana de febrero, es decir, coincidiendo con la «Crida», que se realiza el último domingo de febrero.

Y la idea no ha desagradado a los autores. José Ramón Espuig, que es también el presidente del Gremio de Artistas Falleros, dijo en declaraciones a este periódico, que acepta esa opción. «Nosotros hubiéramos querido otra cosa, pero si nos ofrecen esto nos parece bien también», dijo.

Espuig explicó que llevan ya unas semanas hablando con el concejal de Cultura Festiva de este asunto y que las conversaciones evolucionan bien, aunque no pudo precisar cómo y cuándo se haría la «crema». Su sensación es que sería un acto en la Plaza del Ayuntamiento y no necesariamente en la Plaza de la Crida y durante el acto de llamada al inicio de las Fallas.

Todo estos detalles se cerrarán en conversaciones posteriores entre ambas partes. De momento, la figura de la «meditadora», que es básicamente la cabeza de la figura central de la falla 2020, sigue almacenada en las instalaciones de la Marina de València. José Ramón Espuig explicó ayer que habrá que repararla y ponerla en condiciones para una «crema» como exige la ocasión.

El esto de la falla ya se quemó en su día de madrugada y sin asistencia de púbico para evitar aglomeraciones. Ahora al menos este remate tendrá una segunda oportunidad en febrero, coronavirus mediante.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats