Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Iniciativa

Las fallas de Especial programan una "Festa per a tots" nueva en la Marina

La Federación quiere homenajear en septiembre a los elementos que componen la fiesta

Imagen de la «Festa per a tots» del pasado año.

Imagen de la «Festa per a tots» del pasado año. m. d.

La Federación de Fallas de Sección Especial está dispuesta a volver a la normalidad o, por lo menos, a intentarlo. Sólo los permisos municipales y éstos a su vez consecuencia de las recomendaciones sanitarias pueden impedirlo. Pero ya tienen diseñado el regreso a la actividad con un acto que ya es un clásico en la temporada de otoño: la «Festa per a Tots», que está diseñada para celebrarse el último fin de semana de septiembre (entre el 25 y el 27) en el Tinglado número 2 del Puerto, un espacio que ya ha servido a la federación en alguna edición anterior, como la del ejercicio 13-14, que sirvió de base para la celebración en el Veles e Vents.

La «Festa», sin embargo, está llamada a ser diferente, incluso en el caso de que se celebre. Entre otras cosas, porque el elemento principal, la falla, ya está descubierta. Todos los bocetos y maquetas, o las dos cosas, se conocen a día de hoy.

En esta ocasión, la muestra se centra, recordatorio de proyectos al margen, en acercar al público los elementos que complementan a la fiesta. Es decir, los «satélites» que rodean al Sol que es la falla, atendiendo a la metáfora con la que se vendió la fiesta a la Unesco durante su designación como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Música, pirotecnia, indumentaria... los elementos también comunes que acompañan y revisten al arte efímero.

Pero el proyecto sólo será posible si las condiciones sanitarias lo permiten y aún aunque se pongan los medios adecuados para ello, incluyendo la limitación de aforo tanto en las visitas como en las actividades que se celebren.

La Federación tiene claro, en ese sentido, que no incurrirán en el error de sobrepasar ninguna línea roja. Tanto es así, que sus representantes no dudaron en aceptar la suspensión de las «Fallas de Julio» a pesar de que son éstas comisiones las más perjudicadas con la no celebración de los festejos, ni plenarios en marzo ni fragmentarios en verano.

Por consiguiente, a la menor falta de confianza optarán por suspenderlo y esperar a la evolución de los acontecimientos en los próximos meses, si ha lugar a poder hacer unas jornadas al uso. Todo depende en cualquier caso, tanto del permiso o apoyo municipal como de que la organización del evento no suponga desembolso económico sin garantía.

Las Fallas intentan regresar a una cierta normalidad, que hasta ahora no se ha producido ni de lejos. El concejal Carlos Galiana ya anunció en la asamblea de julio, que se han concedido cuatro finales de semana para celebrar el «Mig Any» (entre finales de septiembre y primeros de octubre), pero que prácticamente nada de lo que se asocia habitualmente a estos festejos (principalmente, cenas y verbenas) podrá hacerse.

Dos actos de la JCF

La JCF tiene en el calendario ya dos citas en el mes de septiembre. El 12, en el Palacio de la Exposición, la entrega de los premios que se quedaron pendientes del pasado ejercicio y que ya tienen ganadores. Y el 26 de septiembre (coincidiendo en el tiempo con la fiesta de la Sección Especial, en el ayuntamiento tendrá lugar la imposición de bandas a las falleras mayores de València y cortes de honor, el evento que sustituirá a la trilogía nombramiento-proclamación-exaltación.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats