El alcalde Joan Ribó es partidario de que al menos dos de los tres días de fallas que figuran en este momento como vacaciones en el calendario escolar se trasladen a otras fechas ya que dijo “no parece razonable mantener esos días” como no lectivos “si no va a haber fiesta”.

“No tengo un análisis del calendario escolar hecho en este momento pero creo que al menos 2 de los 3 días se deberían trasladar” señaló el alcalde que recordó que el próximo 2 de febrero se ha convocado el Consell Escolar Municipal para abordar esta cuestión.

Los días no lectivos a los que se refiere el alcalde son el 16, 17 y 18 de marzo, de los que se deduce que Ribó sería partidario de dar clase dos de ellos. A partir de ahí, habría que determinar qué hacer con esos días liberados.