La frustración por la falta casi absoluta de actividad vuelve a levantar a la pirotecnia valenciana. En esta ocasión se ha enzarzado con el Ayuntamiento de València y ha generado un cruce de declaraciones entre Piroval y el concejal Carlos Galiana. La Asociación de Pirotécnicos ha empezado criticando el programa de las "Fallas Virtuales", al advertir que no hay ninguna manifestación pirotécnica en ese programa.

Se quejaban, en ese sentido, de que habían propuesto una serie de castillos piromusicales, a disparar en diferentes lugares de la ciudad, a medianoche del día 19 (con el toque de queda vigente, con lo que no habría concentraciones de gente). Y que, sin embargo, "no se ha tenido en cuenta, como todo lo que propone nuestro sector".

Y por último, le reclamaban a Galiana una "rectificación" sobre sus declaraciones en A Punt, en las que recordaba que durante el mes de marzo no se puede disparar pirotecnia al estar vigente la ordenanza de ruido, pero dejaba abierta la opción a "tirar bombetas o chinos". Decían en ese sentido que se había organizado una ceremonia de la confusión porque "hay más artículos, como fuentes, camelias, girasuelos... que no superan los decibelios que establece la Ordenanza de Contaminacion Acústica". Es decir, que se había quedado corto en el catálogo.

El edil ha salido a contestar por partes a los términos del comunicado. Así, sobre la ausencia de actos pirotécnicos, recordó que "las Fallas están suspendidas y no habrá celebraciones falleras durante el primer semestre, siguiendo las indicaciones realizadas en enero por las autoridades sanitarias" y que el programa de actos son "celebraciones on line" (salvo encender un pebetero) "porque son actos que no suponen riesgo alguno ante las restricciones de las autoridades sanitarias". 

Sobre la serie de castillos del día 19 aseguró que "tal como comenté en la asamblea de presidentes, es un proyecto que merece al menos ser valorado y se ha remitido a las autoridades sanitarias para que se pronuncien al respecto. . No es cierto, por tanto, que no se haya tenido en cuenta. Solo será necesario que logren el OK de la Delegación del Gobierno, que indicaron que ya tenían, y que las autoridades sanitarias dan su visto bueno".

Y para contestar qué pirotecnia puede comprarse y utilizarse, el edil aseguró que "a los ejemplos expuestos" (las bombetas y los chinos) "se pueden añadir todos los que cualquier persona interesada tenga interés en resaltar siempre que no contravengan la normativa aplicable. Se entiende que no es contradictorio en absoluto lo expresado por el concejal y por Piroval, por lo que no es necesario rectificar ninguna declaración". Dicho de otra forma, toda aquella pirotecnia que se puede disparar cualquier día del año, en las condiciones que se estipule en cada caso. Y que, por razones obvias, corresponde a la de las categorías más bajas.

En las tiendas autorizadas -pirotecnia se vende todo el año- pueden y deben explicar qué tipo de artículos no son susceptibles de sanción, además de referenciarse en cada artículo donde y cómo se han de disparar. A lo que hay que añadir, en cualquier caso, las disposiciones suplementarias de distancia social vigentes en cada momento, derivadas éstas de la pandemia.

Dicho de otra forma: bombetas se pueden disparar todas las que se quieran, pero no puede haber doce niños juntos disparando bombetas, mientras no se permita a doce convivientes permanecer juntos.

Por último, Galiana ha pedido a los pirotécnicos "calma, prudencia y voluntad de diálogo y consenso para poder salir adelante todas y todos juntos", a la vez que les ha recordado que el consistorio "satisfizo el 100% de los compromisos adquiridos con el sector en 2020" y que en la reunión celebrada esta semana les ha prometido "reservar la totalidad del presupuesto destinado a pirotecnia en 2021 para poder utilizarlo en cuanto lo permitan las autoridades sanitarias".