La iniciativa de la Hermandad de los Seguidores de la Virgen y del Arzobispado de València de sacar a las calles la imagen de la patrona a bordo del Maremóvil para visitar los hospitales, las residencias y los cementerios «ha sido un éxito», lo que significa que esta iniciativa ha venido para quedarse.

El presidente de la Hermandad de los Seguidores de la Virgen, José Luis Albiach, señaló que el balance de estas tres salidas de la imagen durante los días 15,16 y 17 de marzo «ha sido muy positivo» porque todos los ciudadanos -y en particular los devotos- han tenido «un comportamiento maravilloso». Ayer por la mañana la directiva del colectivo se reunió y la postura general de todos los componentes es que en mayo, con vistas a la festividad de la Mare de Déu dels Desamparats «tendremos que hacer algo, habrá que repetir alguna iniciativa similar en la medida en que la pandemia lo permita».

«Vamos a estudiar posibilidades -indica Albiach- junto a la Basílica y al Arzobispado de València, que tiene que autorizarlo, pero la idea es poder hacer algún tipo de acto, siempre que las autoridades sanitarias y municipales también lo autoricen». Durante los tres días de las NoFallas de 2021 en los que el Maremóvil ha recorrido distintos puntos de la ciudad «no se ha registrado ni la más mínima incidencia, no ha habido ningún incidente» y la colaboración con la Policía Local, en particular, «ha sido formidable». La presencia de la Virgen de los Desamparados en las calles y las plazas de València, sin anunciarse previamente y sin un itinerario que se haya publicitado, ha sorprendido gratamente a cientos de valencianos.

Además, se han cumplido escrupulosamente las normas de seguridad, puesto que el vehículo con el anda no se ha parado en ningún momento para evitar aglomeraciones o incluso atascos. Solo los semáforos en rojo y el resto de señales de tráfico han provocado que la Mare de Déu se detuviese durante poco tiempo. Y eso era aprovechado por decenas de curiosos y devotos para hacerle fotos a la Patrona, lanzarle piropos, rezarle o mostrarle su agradecimiento por las peticiones concedidas.

En dos o tres semanas, puntualizó José Luis Albiach, la Hermandad de los Seguidores de la Virgen volverá a plantearse qué hacer. «Será el momento de estudiar alguna cosa para mayo según como vaya evolucionando la Covid-19 pues no podemos hacer previsiones a largo plazo y dependemos mucho de si la epidemia se paraliza, si aumenta y si viene algún repunte», razonó.

La hermosa estampa de este icono cultural y religioso que es la Mare de Déu por las calles de València ha sido motivo de decenas de comentarios positivos en las redes sociales, con independencia de que se trate de personas creyentes o no. Porque el fervor y admiración que suscita es grande.