La Ofrenda de flores a la Virgen no será este septiembre como en otra celebraciones de Fallas, porque los claveles no se cultivan en esa época a nivel nacional y tendrían que ser importados a un alto coste, aunque como alternativa podrían usarse "ramos mixtos" con flores de temporada como la margarita, el lirium y la cervera.

Así lo ha explicado a EFE el presidente de los vendedores de Mercaflor, Paco Romero, quien ha indicado que en ese mes va a ser "muy complicado" poder disponer de claveles, y a falta de producción nacional, la única forma sería importarlos de Colombia o Ecuador "y a precios muy elevados".

"Entiendo que este año la Ofrenda no va a ser como en los últimos años; el tapiz de la Virgen, como se entiende, no se va a poder hacer", ha indicado Romero, quien ha agregado que ante la celebración de las fiestas en septiembre a causa de la pandemia "no han pensado en las flores, y va a ser complicado".

Según explica, el clavel no es flor de temporada porque hace mucho calor y como debe importarse "se irá de precio, y ahora como está la economía es complicado", y explica que es una flor de la que paran la producción en verano y la retoman en invierno.

Además, está el problema de la durabilidad de la flor, ya que el clavel se mantiene bien en marzo por la temperatura (el ocaso del invierno y los albores de la primavera), pero las alternativas de flores no duran tanto tiempo sin agua.

Según explica, se puede "volver a lo de antes", ya que antiguamente no solo llevaban clavel a la "Geperudeta" sino otras flores, y se podrían utilizar "ramos mixtos" con flores de temporada como margaritas, lirium o cervera, de distintos colores.

La margarita tiene también una gama de colores, aunque no aguantaría sin agua más de 24 horas si se pusiera en el manto de la Virgen.

Según Paco Romero, otra opción podrían ser flores secas o artificiales, que "también dispararían el precio", o girasoles, de los que podría haber cultivos exclusivos para esas fechas. "Pero tampoco lo veo", señala.

Fuentes de la Concejalía de Cultura Festiva han indicado a EFE que son "conscientes" de que por las fechas en las que se ha planteado la celebración de las Fallas "no se podrán conseguir claveles en el ámbito estatal".

"Se podrían conseguir en Colombia pero con dos problemas: será bastante más caro y el país está en una situación difícil y no se sabe cómo podría ser una gestión que nunca se ha hecho", han indicado.

"Partiendo de esto, hay diferentes escenarios marcados pero lo primero es reunirse próximamente con los Vestidores de la Virgen para plantar diferentes alternativas y ver cómo se pueden encajar", han indicado aunque sin concretar la fecha del encuentro.

La idea, han agregado, sería "optar por una alternativa igual de asequible que el clavel en condiciones normales tanto para las comisiones falleras como para los floristas".

"Se ha de entender todo en el marco de la excepcionalidad de las Fallas de 2021, por lo que cambiar la flor habitual también será algo excepcional", han concluido.

La Junta Central Fallera ha estado recabando información y preguntando a los productores de flor pues en septiembre el clavel se importa y es más caro, y se están viendo las alternativas, según han indicado por su parte fuentes de Mercavalencia.