Y un año y medio después, también llega a las Fallas de València uno de sus rituales indispensables: la competición. Como si de un 15 de marzo se tratara, las infantiles se preparan para repartir alegrías (y decepciones) en todas las demarcaciones. Casi todos son los monumentos que debían haberse plantado y quemado en marzo de 2020, pero también los hay, menos, que siguen esquivando su destino y lo que se plantará este año son fallas de aliño, artesanales. Casi 400 fallas divididas en 23 categorías.

59

Así es la falla infantil de Convento Jerusalén 2021 Moisés Domínguez

Y en esa tarde-noche se conocerá, por fin, el ganador del primer premio de la Sección Especial. Parece que ha pasado media vida desde que Maestro Gozalbo alzó por última vez el ganador de los mejores. Tanto, que su artista, Iván Tortajada, se marchó a tecnificarse en Dinamarca y ahora va a empezar una nueva etapa en los Paises Bajos. Media vida rulando desde que se hizo el silencio.

14

Así es la falla Duque de Gaeta para la Sección Especial Infantil 2021 Moisés Domínguez

Y la competición se plantea, precisamente, bajo ese punto de inflexión. Maestro Gozalbo defiende su primacía con un artista veterano y solvente como es Sergio Amar, al que le falta ese primer premio que estuvo a punto de lograr en 2015 en Gayano Lluch.

Al igual que en mayores, los favoritismos no se han movido demasiado. Siempre están en la pomada Convento Jerusalén y Duque de Gaeta, con José Gallego (quien lleva coqueteando con la victoria varios años) y Fernando Foix. Luego hay un intangible como es Joan Blanch, siempre imprevisible en el reparto de premios: desde la victoria a alejarse del podio.

17

Así es la falla Gayano Lluch de la Sección Especial Infantil 2021 Moisés Domínguez

Hay situaciones curiosas, como la de Ceballos y Sanabria, que plantarán la falla de Reina-Paz y lo hacen en la plaza del Ayuntamiento, a escasos metros de su falla municipal.

Otro de los acontecimientos que han marcado el paréntesis ha sido la desintegración del taller de Xavier Gámez, quien tenía pendiente presentar la falla Císcar-Burriana. A efectos oficiales será su firma, pero es Bernardo Estela quien se hace cargo del material y de plantarlo.

También es muy especial el año porque supone el final, al menos de momento, de la presencia de David Moreno, quien emprende también otras actividades profesionales en Italia. Plantará en Espartero-Ramón y Cajal, aunque su mano se intuye para un futuro no muy lejano nuevamente por allí.

Son trece las participantes en esta ocasión. Se han caído Lepanto-Don Juan de Austria y Zapadores. La plantà infantil ya es un proceso lo suficientemente sofisticado como para que se haya prolongado durante un par de jornadas. Tanto, que el lunes por la noche ya las había casi completas.