La comisión de Joaquín Costa-Burriana se ha apuntado a la nueva costumbre de crear una "comisión canina". Se trata de una forma de integrar a los perros de compañía en la vida de la comisión, a base de organizar actividades específicas, incluyendo un pasacalle.

Esta iniciativa la han puesto en práctica comisiones como San Vicente-Amparo Iturbi (que se la puede considerar la pionera) y Archiduque Carlos-Músico Gomis (que lo anunció el pasado mes de julio) y responde, además, a una realidad cotidiana: no siempre es fácil conjugar la relación entre laspersonas y sus animales de compañía durante la semana de Fallas. No son pocos los que van a parar a refugios o segundas residencias o, directamente se quedan en casa, saliendo lo justo para sus necesidades, lo que puede generar situaciones de estrés. Es habitual que el propio presidente de la comisión, el comunicador Julio Tormo, haga ostentación de tener perros y sacarlos a pasear, siendo por ello uno de los inspiradores de la iniciativa.

La comisión de la Gran Vía quiere, de esta forma, además, homenajear a los perros, que tan importante papel como compañía dieron a muchas personas durante los meses de confinamiento. Tanto es así, que la falla infantil, realizada por Vicente Domínguez, estará dedicada al mundo canino por ser, en palabras de Tormo, "los grandes sufridores de la fiesta por los petardos o los ruidos fuertes". Domínguez, un artista en franca cotización al alza, debutó en esta demarcación las pasadas fiestas obteniendo un cuarto premio.

Falla grande de Joaquín Costa-Burriana, que defiende primer premio

Falla infantil, dedicada al mundo canino

Falla infantil, dedicada al mundo canino

La falla grande será el secto proyecto plantado por Manuel Algarra Viguer que, hasta ahora, está saldada con un éxito tras otro: las cinco fallas anteriores se han saldado con dos primeros premios, dos segundos y un sexto, dando el salto desde las categorías modestas al nivel ya medio-alto. "Amagueuse que ve riuá" desarrollará bajo hilo argumental de piratas.