Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las Fallas tendrán macrodespertà, Crida y 19 «mascletaes» en la plaza

Galiana: «pensamos en Fallas a tope, con la idea de que, cuando más hagamos respecto a septiembre, más habremos ganado»

La clase política de la ciudad y los entes del Marítimo se sumaron al homenaje a la Senyera. | FOTOFILMAX

La actividad fallera no para. El festivo de la Inmaculada permitió a la Agrupación de Fallas del Marítimo recuperar el homenaje a la «senyera», aplazado por la lluvia de hace un mes y medio.

El tiempo apremia y apenas quedan tres meses para las Fallas. Por eso, la actividad ya no puede pararse. El próximo martes, el pleno de la Junta Central Fallera presentará a aprobación elementos clave: la clasificación de Fallas y el programa de festejos. Sobre el primero no hay más duda que la esperanza de que haya celebración en marzo sin demasiado problema. Con el segundo, la JCF presentará un programa tradicional. Con Exaltación, Exposición del Ninot, intercambios de fotos, y semana fallera con cambio en los horarios de la «cremà».

Hay previsto un calendario de «mascletaes» completo, desde el 1 de marzo, en la plaza del Ayuntamiento, independientemente del disparo en barrios, y para el 27 de febrero están programadas la «macrodespertà» y la «Crida».

La Mesa de Seguimiento, en enero

Sólo a partir del inicio del año, y con los datos que deje la Navidad, se establecerá verdaderamente el tablero de juego. Para entonces, la Mesa de Seguimiento volverá a reunirse con Sanidad para conocer los límites de la fiesta. «De momento, presentamos un programa de festejos a tope y ya veremos hasta donde podemos llegar». Ayer, Carlos Galiana, reconocía que «el miedo lo tiene el concejal de Cultura Festiva, pero también el de Comercio... es agotador tener que dar un paso adelante y dos atrás. Pensar en ocho alternativas a las cosas...». A día de hoy, la hoja de ruta en la recámara, más allá de ese programa de festejos, es que «tenemos la experiencia de las Fallas de Septiembre y contamos como ese mínimo. Todo lo que sumemos ahí será terreno que habremos ganado».

Sobre estas fechas fue el propio alcalde quien ya dio por hecho que no habría Fallas en marzo de 2021. Pero las circunstancias han cambiado con la vacunación. Tanto, que la suspensión de la fiesta no aparece, a día de hoy, en el horizonte, incluso pese a que la incidencia de 290 sea cien puntos mayor que hace un año. «Nuestra preocupación ahora no es tanto de contagios como la presión hospitalaria. Y tenemos esa experiencia que nos da el haber podido celebrar unas Fallas y hacerlo con responsabilidad y con resultados».

Licitaciones en junio

Otros aspectos, más allá del programa de festejos, afectan al día a día. Y uno de ellos, de uso doméstico, es el atasco generado en la gestión por las licitaciones. Que se han visto especialmente en lo tocante a la indumentaria de falleras mayores y cortes de honor. Reconocía el concejal que «el año próximo se hará de otra forma. Se convocará todo en el mes de junio» porque, ahora mismo, la previsión es estrenar «si se puede, en la Gala de la Cultura» y si no, «en la exaltación». A pesar de lo cual, asegura que el concurso de indumentaria ha tenido su punto de inexplicable. «Subimos tres mil euros el concurso, porque vimos que había que pagar más y, sin embargo, queda desierto. Y luego adjudicamos telas incluso por debajo del precio de licitación. Lo sacaremos mucho antes y con más publicidad».

Más contratos en 2023

Lo justificaba el edil en que «la JCF tiene cinco personas trabajando y el resto, cientos, son voluntarios. Yo recuerdo que no hace tanto tiempo, un vicepresidente te firmaba un contrato y era suficiente. Ahora las cosas han cambiado y todo tiene que pasar por un sitio». Un cuello de botella. «Hemos regularizado cosas, pero es mucho contrato para poca gente. Y más cuando se ha juntado con un escenario Covid». Lo mismo sucede con quienes suministran el resto de elementos de indumentaria. «Es un patrocinio o no. Explicarle a un auditor o a un interventor o un secretario lo que estás haciendo es complicado. Estamos enganchados por la burocracia. Quien hace las leyes nacionales no entiende, y quizá no tiene por que entender, determinadas particularidades, pero que están ahí». En lo tocante a esos suministradores de elementos (zapatos, peinetas, medias...) «el próximo año directamente los adquiriremos como tantas otras cosas».

Compartir el artículo

stats