La comisión de Rafael Alberti-Serra Calderona, la que estaba llamada a ocupar el espacio dejado por Nou Campanar, no verá la luz. A pesar de haber sido autorizada en el pleno y asamblea del mes de octubre, no ha podido cumplir con los plazos requeridos para su oficialización, incluyendo la presentación de censos, actividades en dominio público y contrato de fallas, por lo que su constitución queda abortada. Todo ello, después de tres años de gestiones y de haber sido rechazada por la Junta Central Fallera hasta que reunió todos los requisitos necesarios para ello.

En el trasfondo de este decepcionante final se encuentra la división social surgida en el seno de la comisión de nueva creación y en la que se ha visto envuelto el concejal de Vox en el ayuntamiento de València, Vicente Montañez. En concreto, un enfrentamiento con los promotores del proyecto, que funcionó como asociación cultural hasta poder convertirse en comisión de falla. Uno de los miembros de la junta gestora, Vicente Bellvis, asegura que, según la versión de esta parte, se trata de un error de concepto: «una comisión no puede convertirse en la falla de Vox, ni de ningún otro partido». Montañez apareció nada más constituirse la comisión. De hecho, en la primera reunión tras la asamblea de presidentes que la autorizó se anunció la creación de la gestora y el nombramiento de su hija como fallera mayor. Pero a partir de ahí, las divergencias se convirtieron en habituales. «Hablamos de que hacía falta una senyera y dijo que se desfilaría con la bandera española; dijimos que la idea era gastar entre cinco o seis mil euros en las primeras fallas y le parecía poco; no le parecía bien que hubiera nombramientos de presidentes honoríficos a cargos institucionales, como el presidente de la Generalitat o de la Diputación, y lo que ya era inasumible es que se convirtiera en un club social de Vox. Ni de éste ni de ningún otro partido. No ha entendido que no es lo mismo que nos visite Santiago Abascal y lo recibamos a que desfile en la Ofrenda». Bellvis, -que en 2019 iba como cabeza de lista de la formación Avant Los Verdes, que obtuvo el mayor número de votos entre las formaciones valencianistas minoritarias- reitera que «es una pena porque hemos trabajado mucho tiempo para intentar sacar adelante la falla y ahora que ya la teníamos, se ha desintegrado. Lo que había sido normal hasta entonces, cuando ya empezaba a haber personas interesadas en formar parte del proyecto, tanto de la ciudad como de otras poblaciones, ha saltado por los aires porque se ha querido cambiar el concepto de la comisión. Son todo planteamientos absolutamente equivocados, la comisión se ha dividido y, al final, el resultado es que ni siquiera han presentado los censos, con lo que la falla se ha disuelto».

El grupo municipal se desmarca

El grupo municipal de VOX ha expresado su deseo de desmarcarse del debate, recordando que se trata de «una actividad personal» del edil «que nada tiene que ver con el grupo municipal ni con el partido».

17

Las Fallas que vienen en 2022. Ninots de la Sección Especial Moisés Domínguez

117

La otra cara de la elección y proclamacion de las falleras mayores 2022