A un mes de la celebración de la "macrodespertà", la fabricación del "tro de bac" necesario para ello marcha a toda velocidad. 4.500 cajas, para un total de 225.000 unidades esperan en la cita del 27 de febrero. Este año con la novedad de que se encarga de su realización artesana la Pirotecnia del Mediterráneo. Y un año que supone un punto de inflexión y una oportunidad para, a falta de otras ofertas, relanzar por fin el petardo más tradicional de la fiesta fallera. El que, en todo caso, están obligadas las instituciones a proteger porque sólo se entiende en un contexto fallero.

El "tro de bac" ha languidecido durante las últimas décadas. La creciente tendencia a la fiesta nocturna fue desanimando a los falleros para levantarse -o enlazar- hasta las ocho o nueve de la mañana para disparar los petardos. Y la normativa europea cortó de cuajo su uso masivo. La consecuencia es que se convirtió en una práctica casi residual.

Cómo se fabrica el 'tro de bac' de la 'macrodespertà'

Cómo se fabrica el 'tro de bac' de la 'macrodespertà' Arturo Iranzo / Moisés Domínguez

Las cajas que se vendían masivamente en los quioscos desaparecieron y cedieron el protagonismo a favor de los truenos de mecha, que también vivieron un proceso de producción masiva con la libertad del comercio con la Repúbica Popular China. Curiosamente, sí que se ha exportado a algunos lugares, como a la población granadina de Cúllar Vega, donde incluso se ha erigido una estatua, allí denominada "Procesión de los Petardos".

Ni siquiera la recuperación del acto por la Junta Central Fallera contribuyó especialmente a revisar el gusto por el disparo. Siguió en un perfil bajo, casi en peligro de extinción, durante años. Tan sólo en la última época, merced a iniciativas como los disparos conjuntos de Agrupaciones, se ha observado un ligero repunte. Ahora se llega a un momento decisivo que puede marcar incluso la recuperación del mismo. Se ha empezado a activar un mayor interés por reunirse y disparar. "Como todo en la vida, lo vintage está de moda y la gente está interesándose de nuevo, por suerte" asegura Toni García, gerente de la Pirotecnia del Mediterráneo. "La verdad es que, desde que se comunicó que se nos había adjudicado, hemos recibido infinidad de pedidos de comisiones. Hemos tenido que cerrar ya porque no queda tiempo. Es una muy buena señal y a ver si continúa en el futuro. Será bueno para todos. Empresarialmente no te da un gran beneficio, pero sí que sirve para mover. Hemos contratado trabajadores...".

El "tro de bac", que tiene un peculiar sistema de producción, que se mezcla y embolsa en mojado, reivindica su papel pese a estar rodeado de contradicciones. Después de años y años sigue sin entenderse que, para introducir la mano en la caja, extraer una de las bombas y estrellarla en el suelo, haya que pasar un cursillo. El célebre CRE. Pero es obligado por la normativa europea. "Es el gran problema que tiene. La normativa no ha ayudado. Se hace estricta y farragosa y para el fallero, que su fuesta es es una pasión, un hobby, meterse en enredos, en cursillos, para algo que ni siquiera comprende por qué hay que hacerlo, hace que se haya perdido el interés. Aunque, como digo, por vemos un claro repunte".

Incluyendo la otra gran contradicción: que sólo lo pueden disparar mayores de 18 años. Aparcando décadas y décadas de niños estrellando en el suelo. Y que, sin embargo, sí que tengan edad para utilizar petardos de mecha, teóricamente más peligrosos. Que con 14 años sólo puedas tirar bombetas y que, sin embargo, puedas ir en monto, repostar gasolina... a veces la legislación es contradictoria y no entiende de las particularidades y las tradiciones de la zona. Hay lugares como el nuestro que un niño de seis años entiende lo que es disparar un petardo porque hay una cultura de generaciones. Y, claro, le dices que sólo puede tirar bombetas en la "despertà" es extraño".

Es raro que el pirotécnico no haya sido usuario infantil. Toni García, lógicamente, es uno de ellos. "¿Por qué atrae? Lo poético y artístico que tiene es que funciona por el impacto, que es de cercanía, que lo notas, lo tocas, lo hueles... que no se aprecia desde la distancia. Es sencillo, se maneja con facilidad. Yo he sido usuario casi desde que tenía fuerza para tirarlo". Y su capacidad de seducción crece.

84

Fallas 2020. Despertà de las fallas de la Agrupación Centro Levante-EMV

Te puede interesar:

35

La espectacular mutación de la Plaza del Ayuntamiento en un marzo sin Fallas M.A.Montesinos/G.Caballero/E.Ripoll/M.Dominguez

17

Las Fallas que vienen en 2022. Ninots de la Sección Especial Moisés Domínguez