La entrega de "bunyols de brillants" ha reconocido este fin de semana a una de las protagonistas de la fiesta: la fallera mayor de València del año 2003, Vanessa Lerma, quien alcanza la puntuación reglamentaria para obtener la máxima recompensa de la fiesta.

Vanessa, que milita ahora en la comisión de Reina-Paz-San Vicente, compartió el momento con su prima Mayra Piqueres, componente de la corte de honor de 2006 y se une al grupo de máximas representantes de la fiesta que disponen de la recompensa, lo que significa haber seguido vinculada a las Fallas después de haber estado en lo más alto de la misma.

Vanessa y su prima, también corte de honor, Mayra Piqueres

Vanessa y su prima, también corte de honor, Mayra Piqueres FB

Vanessa Lerma, que ya había sido corte infantil en 1986, marcó un hito en el cargo: empezó a mostrar el camino del concepto de "fallera mayor más mayor". Tenía 25 años cuando se leyó su nombre.

En aquel momento, una rareza de edad -batía el récord en ese momento- que, sin embargo, se ha convertido en una edad estándar, la "normal": bordear las dos décadas y media. Sus 25 años serían posteriormente superados y ampliamente superados (el récord actual son los 30 años de Alicia Moreno), pero ahora son normalidad absoluta. Sin ir más lejos, es la edad que tiene Carmen Martín Carbonell.

  Fallas de València 2022: información útil y última hora


El reinado de Vanessa también tuvo un episodio relevante: el discurso de su mantenedor, Justo Nieto, en la exaltación, que fue el primer momento en el que se apuntó la conveniencia de intentar declarar a las Fallas como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, algo que se materializaría 13 años después.

42

Así fue la celebración de la boda de Félix Crespo y Vanessa Lerma

Te puede interesar:

Vanessa se casó con el que fuera concejal de Fiestas, Félix Crespo, con quien tiene un hijo, Félix "junior". Hace apenas unos días ambos habían participado en la inauguración de la exposición de Nuevo Centro dedicada a los últimos 40 años de la fiesta fallera, de la que ambos son protagonistas altamente relevantes.

Vanessa se une a las falleras mayores que, recientemente, han conseguido la distinción. En el mes de septiembre lo lograron Lola Flor (2000) y Gueguel Massmanian (2005).