• María Marín Sánchez
  • Falla Barrio de la Luz
  • 22 Años


El trastorno que ha supuesto la pandemia ha generado todo tipo de formulaciones en las comisiones en lo tocante a sus cargos representativos. El caso de María («soy Ana María pero, en verdad, prefiero sólo María») Marín es uno de ellos. Es «tripitidora» en el Barrio de la Luz, una comisión que hizo bastante objeción de conciencia en las Fallas de Septiembre: «plantamos, quemamos e impusimos insignias. Casi lo justo». Pero llegada la Ofrenda «no desfilé como fallera mayor. Lo hice como corte de honor mayor, detrás de mi fallera mayor y presidente infantil porque ellos se pasaban de edad y me esperé a este año. Además, si desfilaba como fallera mayor había que cerrar el ciclo». Aguantó y también por eso no se presentó a la preselección de septiembre de 2021, aquella de la que saldría Carmen Martín Carbonell. Así, continuó el medio ejercicio de 21-22 y ahora le espera la Fonteta, el mismo lugar en el que estuvo «en el año 2010, después de haber sido fallera mayor infantil».

Ese plus de 2022 le ha permitido presidir uno de los años más importantes de la historia de la comisión: «el 50 aniversario. Me he sentido muy orgullosa. Y además he podido vivirla con la falla en Primera A. Que caché, ¿no?. Aunque no hemos estado en la Federación, he estado en algún acto, como el premio Borumballa. Ojalá volvamos pronto porque ha sido muy bonito». Ahora es delegada de juveniles, donde tiene trabajo en una comisión amplia y activa.

Presentando el logo del 50 aniversario de la comisión

Presentando el logo del 50 aniversario de la comisión Balla Barri de la Llum

Desfilando en la Ofrenda de marzo, ahora sí como fallera mayor.

Desfilando en la Ofrenda de marzo, ahora sí como fallera mayor. Falla Barri de la Llum

Dedicada al mundo de la enseñanza con enriquecimiento permanente: acaba de terminar la carrera de Educación Primaria, «el pasado año acabé Educación Social y sigo estudiando para ser maestra de Pedagogía Terapéutica». Es decir, «estar con alumnos que tienen necesidades educativas especiales». Ser del Barrio de la Luz lo es porque sus abuelos maternos se asentaron allí procedentes de Córdoba. «Siempre he vivido allí. Está muy bien, bien comunicado con el centro». Y como se trata de un barrio con capricho geográfico, hay que preguntarlo: ¿De la Luz de Xirivella o de la Luz de València? «De la de València, pero a un trocito de calle de distancia del barrio de Xirivella».

74

Conoce a todas las candidatas a Fallera Mayor Infantil de València 2023 Fotos de la JCF

Fallera desde un poco antes de nacer, de familia muy fallera. Tanto, que reconoce que un episodio le marcó: «el segundo año que mi madre fue fallera mayor de la comisión, en el año 2006, yo tenía siete años y tuvo la semana fallera y, por consiguiente, la Ofrenda, embarazada de nueve meses de mi hermano. De hecho, dio a luz a la semana siguiente. Se me pone la piel de gallina sólo de recordarlo». Carne de gallina, lágrimas, éxtasis y felicidad absoluta sentirá si hay una María, sin Ana, con Marín, en el acta de la Fonteta.

37

Palco día 13: Esto es lo que se encuentran al abrir el portón Moisés Domínguez