Las campañas solidarias son una constante en las comisiones de falla, especialmente en estas fechas. Muchas de ellas abren sus casales en determinadas horas del día para llevar a cabo diferentes recogidas. Alimentos y productos de higiene fundamentalmente aunque en ésta época también juguetes -"en buen estado" o "a estrenar" cada vez más, para evitar la entrega de chatarra-. La Guerra de Ucrania ha convertido en beneficiarias también las ONGs dedicadas al auxilia a este país. Sin embargo, Casa Caridad, Caritas, Mensajeros de la Paz o, directamente, la parroquia del barrio o determinadas organizaciones son las beneficiarias de estas ayudas. 

Campaña de Polo y Peyrolón-Ciudad de Mula

La comisión de Polo y Peyrolón-Ciudad de Mula ha preparado una de las campañas más curiosas, puesto que va directamente orientada a la Operación Frío: se trata de una recogida exclusivamente de mantas y edredones. Está coordinada con la Cáritas parroquia de la iglesia de San Leandro y permitirá la recogida de las mismas los días 29 de noviembre y 6, 15 y 17 de diciembre. La campaña, de esta manera, podrá servir de ayuda a personas sin techo, que duermen a la intemperie, o familias con escasos recursos que no pueden disponer de calefacción. 

Campaña de la Agrupación Fallas Centro

Y la AFC, ropa de caballero

Otra de las campañas específicas la acaba de iniciar la Agrupación de Fallas Centro. En este caso, las instrucciones enviadas a sus falleros y simpatizantes es ceder exclusivamente ropa de caballero, que irá a parar a Ciudad de la Esperanza, un albergue que supera las 4.000 pernoctaciones mensuales. En este caso, tal como explican en el colectivo fallero, es una colecta "a la carta", pedida por la propia ONG, en función a sus necesidades de estocaje de determinados artículos. En este caso, por ello, lo que les hace falta es vestimenta masculina. 

Junto a éstas, son numerosos los casales que habilitan durante estas semanas unas bandas horarias para traer o productos específicos -las menos- o generalistas -las más-, que entregarán en los próximos días. En Navidad se multiplican, pero también hay campañas individuales en determinados momentos del año.

Durante la pandemia, uno de los episodios más sobresalientes, por sorprendente, que protagonizaron las Fallas fue más allá de ofrecer sus casales para donaciones de sangre, que también: no fueron pocas las que llevaron a parroquias u organizaciones todos los productos que habían adquirido para la Semana de Fallas y que, con los casales clausurados y el producto ya pagado, se quedaban sin uso, hasta que fueron llevados en furgonetas.