La comisión de Maestro Gozalbo-Conde Altea ha realizado una pequeña ofrenda de flores en homenaje a Cristina Blanch, su joven fallera asesinada en un episodio de violencia de género, en el momento de cumplirse un año de aquel hecho que conmocionó a la ciudad. Por ese motivo, un ramo de rosas blancas, el símbolo que acompañó a los homenajes a la joven de 30 años, han vuelto a la calle, atadas a una farola junto al cruce en el que desarrolló su vida fallera (aquel en el que se planta la falla, muy cerca del otro homenaje de la zona, la pintada del rótulo "Eterno Algarra" en el asfalto). No es muy lejos, apenas dos manzanas, del inmueble en el que fue asesinada por su pareja. El ramo de flores está acompañado de dos pañuelos de la comisión, el de las Fallas de 2019 y de 2020, las dos últimas que vivió. Y bajo la idea de que "Nadie muere hasta el día que se le olvida". Y precisamente, no olvidarla es lo que han decidido hacer en la comisión.

También ha aparecido una rosa blanca en la puerta del inmueble, en el cruce de Císcar con Conde Altea.

Uno de los pañuelos anudados a la farola M. Domínguez

El asesinato de Cristina a manos de su pareja conmocionó a la ciudad, al tratarse de una joven de una familia muy conocida en la ciudad.

Unos días después, la sociedad valenciana acudió a la plaza del Ayuntamiento para concentrarse, llevando las mismas rosas blancas que ahora han vuelto a la plaza. La misma flor que, tres meses después, llevarían sus amigas de la falla durante la Ofrenda de Fallas como forma de recordarla y de hacerla participar en su acto favorito de las fiestas.

En las Fallas de 2023, el recuerdo a la joven volverá a la plaza, puesto que en el remate de la falla hay dos "flamas" en forma de farolito de papel: una, la dedicada a Manuel Algarra, su símbolo y su mensaje póstumo; el otro, en recuerdo a Cristina.

Los "farolets" de Algarra y Cristina en la falla de Maestro Gozalbo.

Los "farolets" de Algarra y Cristina en la falla de Maestro Gozalbo.

Una rosa ha aparecido también en el escenario del asesinato M.Domínguez

La forma de homenajearla va en consonancia con otras acciones llevadas a cabo por la comisión, que en las Fallas Virtuales de marzo de 2021 tuvo la iniciativa de atar pañuelos a las farolas como recuerdo de la fiesta que aún no podía volver.