València recibe el sábado con la "plantà" de 236 hogueras y una falla en toda regla

Las comisiones podrán hacer fiesta hasta las tres de la madrugada y con limitación de sonido

Dos de los ninots de la "faguera" que se planta este sábado en Sueca-Literato Azorín

Dos de los ninots de la "faguera" que se planta este sábado en Sueca-Literato Azorín / RLV

Moisés Domínguez

Moisés Domínguez

La ciudad de València tendrá una falla en la calle este sábado. En realidad, una falla que podría estar en el concurso oficial y docenas y docenas de fabricación casera. La primera se plantará en Sueca-Literato Azorín y todas las demás, en las demarcaciones que celebran la primera de las dos jornadas autorizadas para las fiestas de San Juan de las comisiones falleras. Que, entre el 15 y el 22, sumarán 320 comisiones, la práctica totalidad del censo. 

Un total de 237 comisiones lo celebran en la primera fecha y 83 en la segunda. Entre otras cosas, porque muchos de los cuadros de honor se desplazarán en el segundo fin de semana a Alicante para participar de las Hogueras como comisiones hermanadas. 

Hasta las tres de la madrugada

La totalidad de comisiones que solicitaron han obtenido el permiso. Las actividades están autorizadas desde las 9 horas de la mañana de cada sábado hasta las 3 de la madrugada del día siguiente, es decir, una hora más pronto que la venia que se tiene en Fallas. 

Boceto de la "Faguera" de Sueca-Literato Azorín

Boceto de la "Faguera" de Sueca-Literato Azorín / RLV

Además, habrá que cumplir una serie de requisitos según el tipo de actividad que se realice. En el caso de tener que manipular o consumir alimentos, aparte de cumplir las condiciones sanitarias, en caso de cocinar sobre el pavimento se deberá proteger el mismo con una capa de arena o similar para no dañarlo. Asimismo, no se podrá hacer fuego para cocinar en el interior de parques, jardines o superficies ajardinadas. 

En cuanto a las actividades con repercusión sonora, hay que vigilar la contaminación acústica y por tanto, se deberá respetar la ubicación autorizada para la celebración de las actividades así como los horarios establecidos, sobre todo, el de finalización a las 3 de la madrugada. Y no solo eso, además, se deberán respetar los niveles de las emisiones sonoras para minimizar el impacto acústico. 

"En bona direcció" en Sueca-Literato Azorín

Sueca-Literato Azorín plantará lo más parecido de una falla. Más allá de la ocurrencia de que se la denomina "faguera", jugando con que es una falla y una hoguera, se trata de un monumento realizado ex profeso, con hilo temático, todo ello bajo la égida del artista Juanjo García, que es uno de los copresidentes de la comisión. La comisión ruzafeña presentará, por este motivo, "En bona direcció", un monumento en el que la vareta y la geometría componen un monumento que se elevará varios metros de altura. "El 2025, nos muestra varios caminos a tomar, pero en una comisión fallera, lo importante es ir todos por el mismo convencidos de que es el mejor. Esa es la misión para llegar a la fiesta plena, no sin pasar por muchas vicisitudes, pero todas ellas en pos de lograr que la comisión siga sumando y creciendo. En el centro una pareja de valencianos bailan recordándonos de que esto es una fiesta y como tal hay que prepararla, vivirla y recordarla".

No faltan las alusiones falleras, como la "Festa pa tós", parafraseando la fiesta de la Sección Especial. "Y es que muchos van a hacer el pato, no valorando el esfuerzo de cada comisión y artista, convirtiéndose en “patosos” que se dedican a juzgar unas fallas que aún se están haciendo e incluso su memez llega al extremo de otorgar incluso el orden de los premios, condicionando muchas veces a jurados manipulables que no tienen criterio.

Un pato lleva el estandarte del primer premio eligiendo cual será la merecedora de ello, cuando aún se están haciendo la falla y olvidando que una falla hay que verla en la calle, plantada y totalmente rematada con sus escenas, contenido, guión, gracia y estética general". Y en otra escena de la “Faguera”, un fallero espera la cosecha del año, en forma de premios de cualquier otra actividad.

El resto de comisiones plantarán hogueras de todo tipo, en las que predomina la elaboración casera a cargo de los propios falleros. En ocasiones, convertidos en un tutorial de falla para los infantiles. Monumentos "a la antigua" con restos, trastos, ninots almacenados o directamente trabajos manuales compondrán una variedad de lo más peculiar que se podrán ver en numerosas esquinas de la ciudad. Por haber, hay hasta concurso, que organizan las comisiones de Patraix, para reconocer a las más trabajadas.