Moros y Cristianos al calor del Marítim

La Entrada reúne a miles de personas en la otra gran fiesta del calendario en la ciudad

Los moros y cristianos recorren el barrio del Marítim

J.M. López

Moisés Domínguez

Moisés Domínguez

La fiesta de Moros y Cristianos no entiende de calendario, pero sí de temporada. Y en ésta también se encuentra el pleno verano. Aún así, las comparsas del Marítim han vivido desfiles «peores» en materia de temperatura. Fue ayer un pequeño aliado entre los ropajes para desfilar por la calle de la Reina protagonizando un desfile que queda integrado en el «paraguas» de los festejos de la Gran Fira de València y que dejó boquiabierto al sector turístico, que por allí pasaran y que «se lo encontraron».

Y los que sí que acudieron de los Poblats, los del resto de la ciudad y los que por allí pasaban se encontraron en la espectacularidad de las comparsas -este año, anunciando a la escritora eldense Paloma García Santiago como capitana única y con la Concordia como lema del paso de unas comparsas que, una vez más, no faltaron a su cita. Una cita que además es multicultural, pues también participaron grupos internacionales de Chile o la casa de Melilla. 

Este desfile es uno de los principales en el calendario de la ciudad, que se completa, fundamentalmente, por multitudinarios, con los que se celebran en la semana de Fallas (Almirante Cadarso, Pío XI-Fontanars, Jacinto Benavente, Conde Salvatierra...) y el gran acontecimiento del año, la sel 9 d'Octubre.