14 de enero de 2012
14.01.2012

Una Corte con menos vuelo

15.01.2012 | 12:39

El indumentarista Enrique Marzal reduce el volumen de las faldas confeccionando el frunce a la cadera y disminuyendo el ahuecador

Estrenaron sus trajes del siglo XVIII, confeccionados por el indumentarista Enrique Marzal, en la Gala Fallera de la Cultura, y la reducción del vuelo en las faldas se hizo visible.
La Corte de Honor lució palmito y mostró a los presentes el dibujo de la Trinidad en seis colores diferentes elegidos por Vives y Marí: castaño, kaki, siena, orquídea, azulina y marfil. Los trajes de corte clásico están acompañados por las manteletas de Viana, las medias de Elvira Bella, los zapatos de Solepiel, las peinetas de Castelló y Castelló y los aderezos de Art Antic. El próximo 28 de enero será la exaltación de Sandra Muñoz como Fallera Mayor de Valencia de 2012. En ese momento se desvelarán los otros trajes de la Corte de Honor y el secreto mejor guardado: el color del espolín de Sandra.
Los trajes de valenciana que lucen las falleras mayores y su corte de honor marcan tendencia. Y la reducción de vuelo en las faldas se muestra en su justa medida, sin excesos.
La alcaldesa de Valencia llevaba cerca de tres años poniendo en tela de juicio el volumen excesivo que lucían las falleras y que se evidencia, blanco sobre negro, en la Ofrenda con el paso de niñas de estrecha cintura que lucen campanas enormes.
Y los indumentaristas, a día de hoy, le dan la razón. «Sinceramente, nos habíamos pasado», reconoció ayer el experto elegido para vestir a las doce componentes de la Corte de Honor de Valencia 2012, Enrique Marzal. Ahora bien, el indumentarista de la Corte de Honor 2012 explicó ayer que ha empleado, exactamente, la misma tela que estaba prevista, unos 12 metros, distribuidos en seis caídas de 1,20. En la seda contratada, eso sí, están incluidos los zapatos y la tela que se «estropea» para ajustar el traje y la confección al máximo.

Misma tela pero menos cuerpo
¿Cómo se consigue emplear la misma tela y reducir el vuelo de la falda? Al parecer la clave está en el ahuecador, principalmente, y en que el frunce, que este año va a la cadera. «De esta manera todos los dibujos se ven mientras hacen la circunferencia de la falda. Si el frunce va a la cadera no abre tanto el ahuecador. Éste, además, lo hemos modificado para reducir la dimensión. Le hemos puesto una tela más blanda y hemos incluido los volantes para recuperar la enagua tradicional», aseguró Enrique Marzal.
Además, otra de las novedades incluidas en la confección de los trajes de la Corte de Honor 2012 ha sido la supresión del volumen en la parte de arriba para que queden más pegadas.
El equipo del indumentarista Enrique Marzal —formado por 22 profesionales— trabaja a contrarreloj desde que el pasado mes de septiembre le entregaran las sedas. La tarea es minuciosa ya que se trata de un trabajo a mano donde todo debe quedar perfecto en cada uno de los 12 cuerpos, con sus doce medidas de cintura, contorno y talla.
Sin embargo, el esfuerzo ha merecido la pena y en el estreno de los trajes de valenciana la reducción del vuelo en las faldas se notó, se apreció y se aplaudió.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine