06 de marzo de 2018
06.03.2018
Prestaciones

Pensiones: ¿Cuáles son los requisitos y las cuantías?

Las protestas sociales en demanda de mejores prestaciones renuevan el interés sobre la jubilación

07.03.2018 | 08:46
Los pensionistas piden ligar la prestación al IPC.

Las pensiones se han convertido en uno de los asuntos centrales del debate político español. Las protestas de miles de jubilados en demanda de un incremento superior al 0,25% que establece la ley han devuelto el interés sobre una prestación fundamental para el sostenimiento del Estado del Bienestar.


¿Qué requisitos hay para poder jubilarse?


Las pensiones públicas que se reciben mensualmente están en función de las cotizaciones realizadas a lo largo de la actividad profesional, y que a su vez dependen de factores como la categoría laboral (autónomo, asalariado?), las propias bases de cotización y el número de años cotizados. En cualquier caso, los requisitos generales para poder jubilarse, tras la reforma de las pensiones en 2011, es tener cubiertos al menos 38 años y seis meses de cotización y haber llegado a la edad de jubilación, que va a pasar progresivamente de los 65 a los 67 años en 2027.

Años cotizados y retraso de la edad


Los trabajadores que hayan cotizado al menos 38 años y seis meses podrán jubilarse a los 65 años. El resto, deberán esperar a cumplir los 67, según la reforma de 2011, que establece un plazo progresivo de 2013 a 2027 para implementar el cambio. Para calcular el cómputo de la pensión, se tendrán en cuenta 25 años de cotización.

Clases de pensiones y cuantías


En función del tiempo cotizado, las pensiones se dividen en pensiones contributivas y no contributivas. Acorde a la disponibilidad, la jubilación puede ser total, parcial, anticipada o por incapacidad.

La pensión contributiva la reciben quienes, habiendo cesado en su vida laboral y cumplido la edad mínima, disponen de los requisitos de cotización. En el cálculo final dependerá si se han cumplido o no 65 años y si se tienen cónyuges a cargo. Los importes mínimos rondan, de manera aproximada, desde los 600 a los 1.200 euros mensuales. Para el año 2017, el tope máximo de una pensión de jubilación estuvo en 2573,70 euros.

La pensión no contributiva la pueden recibir quienes no han cotizado los años suficientes, pero reúnen requisitos como que no se poseen unos ingresos mínimos establecidos y haber cumplido los 65 años. En al año 2016, según UGT, las cuantías para la pensión no contributiva de jubilación estuvieron entre los 1.287,65 euros y los 5.160,60 euros anuales.


Jubilación parcial y anticipada


La jubilación parcial trae consigo el modelo que busca implantar el Gobierno, y que consiste en compatibilizar el cobro de la pensión con el trabajo a tiempo parcial. La jubilación anticipada puede ser de carácter voluntario y en este caso se aplicará una reducción estipulada que variará en función de la edad, los años cotizados y las bases de cotización.

¿Qué es el factor de sostenibilidad?


Consisten en una serie de índices y coeficientes correctores que sirven para vincular la cuantía de las pensiones a variables como la esperanza de vida y los propios ingresos y gastos del sistema. En términos generales, el retraso de la edad de jubilación y la exigencia de más años de cotización va a provocar que la mayoría de las pensiones sufra un recorte.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook