El mundo cambia muy rápido y las personas debemos adaptarnos a los nuevos tiempos con la misma velocidad. De este modo, los perfiles profesionales y las capacidades demandadas hoy en día por las empresas no tienen nada que ver con los de hace unos años.

Entornos tan complejos e impredecibles como los presentes y futuros obligan a una educación adaptada a estas nuevas formas de funcionamiento, que den como resultado profesionales con una alta capacidad de adaptación y transformación.

Para ello, es más necesario que nunca educar personas íntegras, seguras de sí mismas, independientes, colaborativas y que, a su vez, sean versátiles, humanas, creativas y ágiles. En definitiva, debemos formar individuos preparados para una reinvención permanente de sus capacidades desde un punto de vista holístico.

Nuevas formas de educación

Las generaciones futuras deben estar preparadas para enfrentarse a cambios permanentes. Sin embargo, la educación de nuestros niños y jóvenes apenas ha variado durante los últimos años y no está preparada para responder a estos nuevos desafíos.

Además, cada cambio de gobierno en nuestro país conlleva nuevas modificaciones en el modelo educativo sin el necesario consenso político y social, generando inseguridad e inestabilidad en las familias, así como un deterioro en la calidad de la enseñanza.

El colegio británico trabaja para formar profesionales capaces de adaptarse y reinventarse. ED

Esta situación puede provocar que las nuevas generaciones tengan problemas en el futuro para gestionar el miedo a fallar, colaborar y trabajar en equipos, comunicarse, liderar o gestionar el estrés y sus emociones de forma saludable.

En este sentido, el nuevo colegio británico Shackleton International School utiliza distintas metodologías para que sus alumnos alcancen un aprendizaje sólido e integral. Según el área a trabajar y las características del grupo y de cada alumno en particular, el colegio selecciona la estrategia que considera más efectiva para una mejor comprensión de la materia y su asimilación.

Para lograrlo, buscan la participación de cada estudiante, la interacción con sus compañeros y el dinamismo en clase para lograr una educación nutrida y universal. Una verdadera innovación educativa no depende únicamente del uso de las TICs en el aula, sino que debe tener un sentido pedagógico. Es por ello, que muchas de las innovaciones más interesantes no dependen de la tecnología.

Con este estilo de enseñanza, el estudiante se convierte en protagonista de su proceso de aprendizaje.

Máximo rendimiento académico

El nuevo colegio británico Shackleton International School fomenta una educación holística que permita a cada alumno ofrecer su máximo potencial a través de seis pilares fundamentales:

  • Liderazgo integral. Valores y principios básicos (solidaridad, respeto, resiliencia, esfuerzo, responsabilidad...) y competencias tales como el pensamiento crítico, creativo y colaborativo.
  • Conocimientos disruptivos y habilidades interpersonales. Para un buen desarrollo personal son igual de importantes los conocimientos y las capacidades cognitivas como disponer de un buen manejo de las habilidades sociales y de comunicación, inteligencia emocional, etc... Por ello, consideran fundamental la formación en ventas, oratoria, nutrición, control del estrés, inteligencia emocional, educación financiera, etc.

Los alumnos de Shackleton aprenderán a trabajar con las nuevas tecnologías. ED

  • Cuerpo y mente. Para disponer de una salud plena es básico encontrar un equilibrio entre el cuerpo y la mente. Para ello, priorizan tres conceptos: alimentación, movimiento y descanso. Para un correcto desempeño diario, debemos disponer de nuestro mejor combustible: la alimentación. Debido a ello, desde Shackleton International School se educa con el fin de que los más pequeños aprendan a comer bien y el porqué de lo que comen, a través de una apuesta por la calidad de la dieta mediterránea. Además de un buen combustible, necesitamos una máquina lista para funcionar. Para ello, es necesario inculcar rutinas diarias de movimiento y ejercicio para establecer hábitos saludables para toda la vida. Por último, pero también fundamental, el nuevo colegio británico le da especial importancia al descanso para funcionar a pleno rendimiento cuando así se le requiere. Para ello, además de las horas de sueño necesarias, se practicarán diferentes métodos de respiración y atención plena (mindfulness) para fomentar la atención y el foco y disfrutar también de una buena salud mental a través del control de las emociones.
  • Lenguas y cultura. El mundo cada vez está más globalizado y los alumnos deben de estar familiarizados con otras culturas y formas de ver el mundo, para que desarrollen una mentalidad flexible y tolerante. Para ello, los idiomas son muy importantes, utilizan el inglés como lengua vehicular e imparten alemán, español, francés y valenciano.

Los idiomas son un pilar fundamental para Shackleton International School. ED

  • Espacios educativos / Arte y ciencia. Apuestan por la creación de nuevos escenarios de aprendizaje que favorezcan el crecimiento, la creatividad, el descubrimiento y la innovación de los niños, a través del Área STEAM.
  • Armonía Familiar. Por último, el colegio británico incide en la importancia de contribuir a la conciliación familiar, que es una responsabilidad también de las escuelas. En Shackleton son conscientes de la necesidad y la importancia de adaptarse y ser flexibles para que dicha conciliación sea posible a partir de horarios ampliados, escuelas en vacaciones o deberes en el colegio.

¿Cuánto falta para volver al cole?

Shackleton International School es un nuevo colegio que apuesta por una educación diferente, con el objetivo de que sus alumnos deseen ir a la escuela cada día. Con este fin, en Shackleton siguen el modelo educativo británico, ya que es el que más se adapta a su manera de ver la educación. 

De este modo, además de lograr el dominio de la lengua inglesa, favorecen la formación práctica e intuitiva, incentiva el trabajo en equipo y establecen objetivos claros que garantizan un seguimiento continuo en el proceso de aprendizaje de los alumnos.

El colegio británico trabaja para lograr el mayor rendimiento académico entre sus alumnos. ED

El nombre del centro ha sido cuidadosamente escogido, ya que el explorador polar Ernest Shackleton sigue siendo, 100 años después, uno de los más paradigmáticos exponentes de liderazgo de la historia. Un claro ejemplo de integridad, determinación, colaboración y superación que lo convierten en una magnífica brújula para los alumnos.  

Shackleton International School abrirá sus puertas en septiembre del curso 2021-2022 con los niños de tres años (nursery) hasta los 11 años (Year 6), que es el último curso de Educación Primaria británica. A partir de entonces, año tras año irán subiendo de nivel hasta finalmente llegar a Bachillerato. 

Shackleton International School, nuevo centro educativo de referencia en la Comunitat Valenciana Levante-EMV

Con un modelo educativo de éxito y contrastado durante años en su actual escuela infantil en inglés (Superfriends International School), este nuevo colegio británico entiende muy bien los retos a los que se enfrentan los alumnos y tiene muy claro cómo acompañarlos para optimizar su potencial.

Durante los próximos cursos, Shackleton aumentará su oferta educativa hasta llegar a Bachillerato. ED

En definitiva, ofrecen a cada alumno las herramientas necesarias para desarrollar sus habilidades y potenciar su aprendizaje, brindándole la libertad de ser creativo y, al mismo tiempo, el apoyo necesario para dar lo mejor de sí mismo.

Si quieres conocer la educación para tus hijos que estabas esperando, contacta con Shackleton Internacional School y te explicaran en detalle por qué son la mejor opción para el futuro de tus hijos.