El caso práctico de las oposiciones de Primaria: el reto de incluir TEA y altas capacidades en un aula

Más de 16.000 opositores y opositoras se han examinado para ocupar una de las 1.865 plazas públicas en la Comunitat Valenciana

Sara García

Sara García

Esta mañana se ha celebrado la segunda jornada de las oposiciones para maestros de educación Infantil y Primaria, en la que más de 16.000 opositores y opositoras se han examinado para ocupar una de las 1.865 plazas públicas en la Comunitat Valenciana. Por especialidades, se ofertan 548 plazas para Infantil; 517 para Primaria; 182 para Inglés; siete para Educación Física; 41 para Música; 188 para Audición y Lenguaje y 382 para Pedagogía Terapéutica.

La prueba en Primaria

Tras exponer por escrito un tema en la primera prueba, el pasado 8 de junio, esta vez los y las estudiantes se han enfrentado a resolver- también por escrito- un caso práctico. Esto significa que, a través de un texto, se presenta al opositor una situación que podría ser real dentro del aula. "Te explican el contexto del centro, cómo es el alumnado, cómo se comporta y a partir de ahí tienes que hacer una situación de aprendizaje que, en el caso de Primaria, ha consistido en programar 15 días escolares de las asiganturas 'Medi' y 'Lengua valenciana' y con los recursos que tienes poner los elementos curriculares, las actividades que harás y cómo gestionas el aula", explica a Levante-EMV Paco Martínez, opositor. En esta 'posible clase' el texto ha incluido en el aula a una niña con altas capacidades y niño con TEA grado 3. "Ahora mismo la inclusión de alumnado con TEA está al orden del día en las aulas", afirma el opositor que ejerce de maestro en Catalunya.

A continuación, han respondido a dos preguntas relacionadas con el supuesto práctico, que en este caso han sido sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2023 y, por otro lado, cómo mejorar la convivencia en los recreos.

La prueba en Infantil

En la prueba de Infantil, la opositora Raquel Desco explica a Levante-EMV, que el texto del caso práctico "ha recreado un aula de un grupo de 3 años que incluye a una alumna con TEA y a un alumno que desconoce las dos lenguas de la Comunitat Valenciana, para trabajar una situación de aprendizaje en el segundo trimestre en el que involucrase las ciencias". "En convocatorias anteriores esta prueba ha durado 4 horas y este año se ha reducido a 3 horas", declara.

Durante esta semana, los opositores harán entrega de sus méritos y hasta el día 25 tienen de plazo para depositar la programación de aula, la siguiente prueba, de forma telemática, que tendrán que exponer en el caso de superar el exámen.

Todavía no se saben las fechas oficiales de la presentación de la programación.