Cambio de cromos en la UD Alzira: Carlos Moreno se marcha y Sergio Bono vuelve

El central de Villarrobledo rescinde contrato tras un primer tramo marcado por la dura competencia en defensa y una inoportuna lesión

Acto de bendición de la bandera de la UD Alzira.

Acto de bendición de la bandera de la UD Alzira. / Alfonso Rovira

David Chordà

La UD Alzira sigue con sus movimientos para reforzar el equipo de cara a la segunda vuelta de la competición. Si hace una semana concretó el fichaje del medio organizador Joaquín Rodríguez y se produjo la salida del delantero Ramón López, esta semana la dirección deportiva ha llegado a un acuerdo con Bono para que retorne a la disciplina del equipo de su ciudad y ayer se confirmó la baja de otro central, Carlos Moreno.

El de Bono es el tercer retorno al primer equipo azulgrana. En 2019 llegó procedente del juvenil del Valencia CF. Incluso llegó a jugar un amistoso con el Mestalla en pretemporada pero acabó recalando en la entidad alzirista donde jugó siete partidos y marcó su primer gol contra el Vilamarxant. Tras la marcha de Pau Quesada al Elx Ilicitano, fichó por el club franjiverde en el que acumuló casi 2.000 minutos más. La temporada pasada jugó media liga en el filial ilicitano e incluso fue convocado en los dos partidos del primer equipo contra el Real Madrid de Liga y Copa. En el mercado de invierno retornó al club ribereño donde jugó diez partidos más y marcó contra el Águilas y el Mar Menor que supusieron cuatro puntos para el equipo de Dani Ponz. El Nàstic de Tarragona puso sus ojos en él y se hizo con sus servicios si bien para jugar en el filial, el Pobla de Mafumet, en Tercera División. Empezó siendo un fijo para Enrique Baines con seis titularidades y cinco encuentros enteros. Los entrenamientos con el primer equipo tarraconense y una inoportuna lesión le sacaron de las alineaciones. Ahora retorna a su club de corazón -era habitual verlo en Venecia cada vez que volvía a casa- y cubrirá la baja de Carlos Moreno. El central de Villarrobledo ha rescindido el contrato. En el primer tramo de temporada le costó entrar en las alineaciones con la competencia de Kaiser y Soler. Después llegaría una inoportuna lesión que apenas le ha dado posibilidad de jugar pese a que despertaba buenas sensaciones cada vez que ha jugado.

Bendición de la bandera

El jueves se procedió a la bendición de la nueva bandera de la UD Alzira cuyos padrinos han sido el alcalde de la ciudad, Diego Gómez y la socia y colaboradora del club, Mirella Beteta. El cura de Sagrada Familia, también socio del conjunto alzirista, Enrique Alacreu, condujo el acto con profunda emoción. 

Suscríbete para seguir leyendo