Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bocadillo gigante en Benetússer

Un maestro pastelero elaborará el viernes un bocata de tortilla de patatas de 54 metros en el que empleará 500 kg de harina, 500 de patatas y 3.500 huevos - Se repartirá gratis el sábado

Benetússer prepara el bocadillo de tortilla de patatas más grande del mundo, de 54 metros de largo y casi medio de ancho, para repartirlo de manera gratuita el próximo sábado con motivo de las fiestas patronales que ya vive el municipio. La pieza, que se distribuirá en 3.000 raciones, exigirá emplear 500 kilos de patatas, 40 de aceite, dos de sal, 500 de harina y 3.500 huevos, según explica Enrique Expósito, el maestro pastelero que ha aceptado el reto de elaborarlo.

La idea partió hace unos meses de la alcaldesa, la popular Laura Chulià, quien propuso al artesano de la Pastelería Toen «hacer algo diferente para las fiestas y, al mismo tiempo, potenciar el comercio local y mostrar que en Benetússer hay gente preparada y emprendedora», cuenta. Expósito aceptó y acordaron que el ayuntamiento pagaría los ingredientes y él se encargaría de la preparación, la elaboración y el posterior reparto.

Su intención, al principio, era conseguir meter a Benetússer dentro del Libro de los Récords Guinness, pero los elevadísimos costes que exige esta entidad les hizo finalmente desistir. « Sólo por admitir la prueba y verificarla señala el maestro pastelero, ya había que pagarles 600 libras esterlinas (750 euros)».

Posteriormente, la cuenta aún se elevaba más porque «para registrar el récord, tenía que venir un notario de Guinness World Records y había que hacerse cargo de sus desplazamientos y dietas, además de pagarle los honorarios», unos gastos que «se disparaban» y que finalmente llevaron a renunciar al consistorio y a Enrique Expósito. «Sé que va a ser el bocadillo más grande del mundo (el más largo recogido por Guinness se hizo en México y tenía 53 metros) y el único de tortilla de patata con ese tamaño dice. Para mí, con eso ya es suficiente».

Más de 24 horas de elaboración

El artesano lleva varias semanas haciendo pruebas hasta dar con la manera de elaborar el bocadillo. Empezará a hacerlo a las diez de la mañana de viernes, pasará toda la noche sin dormir y lo repartirá a partir de las 12.30 horas del sábado en la plaza de Sant Sebastià de Benetússer.

La patata la freirá en las amasadoras industriales que utiliza para elaborar el pan, luego las envolverá con el huevo en las batidoras y horneará la tortilla en planchas metálicas de 60x40 centímetros. Cada pan será apenas un poco más grande que la pieza de tortilla y, en total, tendrá que elaborar 90 panes que, uno detrás de otro, conformarán un bocadillo de 54 metros de largo.

Dado que le es imposible realizar todo ese trabajo a él solo, Expósito ha «pedido ayuda» a la alcaldesa, quien «ha movilizado al PP de Benetússer», 25 de cuyos miembros colaborarán por turnos con el maestro pastelero desde el primer momento y hasta el final, cuando se lleve a cabo el reparto de las 3.000 raciones. Para el artesano, «sería increíble» conseguir entregar todas las porciones.

Compartir el artículo

stats