Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Burjassot dedica una placa a Rosario Sanchis Bonet, la «comadrona del pueblo»

El ayuntamiento distingue a la mujer que asistió en el parto a las madres de más de 4.000 niños burjasotenses

Burjassot dedica una placa a Rosario Sanchis Bonet, la «comadrona del pueblo»

Burjassot dedica una placa a Rosario Sanchis Bonet, la «comadrona del pueblo»

Burjassot descubrió el pasado viernes por la tarde, en la calle Mestre Mallach, una placa cerámica en reconocimiento de su vecina Rosario Sanchis Bonet, «la comadrona del pueblo», nacida en 1916. Hasta su jubilación a los 66 años como matrona titular de Burjassot, Rosario «ayudó a nacer a miles de niños en sus propios hogares» de distintas generaciones ejerciendo el oficio que heredó de su madre y de su abuela. Tal como explicó el historiador Luis Expósito en la presentación del acto, Rosario, que no se casó ni tuvo descendencia, «se dedicó por entero a la comunidad».

Fue la propia homenajeada, ante el aplauso de numerosos vecinos, quien descorrió la cortina de la placa conmemorativa con la ayuda de las que siempre han sido como sus hijas, Carmen y Juana, y de las autoridades municipales. La concejala de Sanidad, Olga Camps, manifestó que era «una obligación moral del ayuntamiento» distinguir a la mujer que asistió en el parto a las madres de «más de 4.000 niños y niñas burjasotenses».

La placa de Rosario Sanchis Bonet pende de una de las fachadas laterales del consistorio, en un espacio del edificio que antaño fue el primer centro de salud de Burjassot. Con este reconocimiento, el ayuntamiento completa el homenaje a la matrona que se celebró el pasado 8 de marzo, en el Centre Cultural Tívoli, con motivo del Día Internacional de la Mujer. Ambas iniciativas se han llevado a cabo a instancias del grupo vecinal de Facebook «Nucli Antic, Història Gràfica», cuya labor se centra en recuperar la memoria del municipio.

Compartir el artículo

stats