El Club Deportivo Juventud Picanya ha calificado de «desproporcionada y muy lejos de la verdad» la denuncia que ha realizado el PP local sobre el mal estado de las instalaciones del polideportivo. Tal como publicó este periódico la semana pasada, los populares de Picanya advirtieron de la «falta de mantenimiento e higiene» en las instalaciones deportivas municipales, e incluso del peligro para los usuarios por la presencia de instalaciones eléctricas sin protección junto a las duchas de los vestuarios.

En cambio, para el CDJ Picanya, el «estado de las instalaciones es correcto, su nivel de higiene es satisfactorio y dista mucho de la visión» que se recogía en el comunicado de los populares. «Las instalaciones pueden presentar deficiiencias puntuales producto de su uso o de su mal uso, pero estas se reparan tan rápido como es posible», asegura el director técnico del club, Sergio del Campo.

El responsable del CDJ Picanya lamentó la imagen ofrecida por el PP local «dado que traslada a las familias de los jugadores la sensación de que envían a sus hijos a un club que desarrolla su actividad en unas condiciones muy deficientes. No es el caso».

«El CDJ Picanya concluye su director técnico desarrolla su actividad en unas instalaciones modernas, limpias y que, como todas, necesitan de mantenimiento y mejoras permanentes. Unas instalaciones que, desde luego, están al nivel de la mayoría de campos que conocemos. Hacer de esto un motivo de descrédito del polideportivo y, por extensión, de los clubes que desarrollamos nuestra actividad nos parece desproporcionado y lejos de la verdad».