Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Prioridades en la administración

Sigue sin reflejarse en el ciudadano la mejora de la macroeconomía que se propaga en los medios de comunicación. Datos, datos y más datos esperanzadores que no cristalizan en el día. Por este asunto las políticas locales sociales deben ahora más que nunca reforzarse y no relajarse por los cantos de sirena de la macroeconomía.

Cuando hablamos de déficits, superávits, cumplimientos, primas de riesgo, colocación de deuda reforma de la administración, dejamos atrás a familias enteras en apuros sin ningún tipo de sustento y con riesgo serio de exclusión social, jóvenes en situación de desempleo crónico, bancos de alimentos desbordados, etc? Esa es la economía de a pie que nos encontramos muchos municipios.

¿Duro?, ¿exagerado?, las herramientas de medir son las mismas que miden la macroeconomía, por lo tanto tienen la misma fiabilidad estas dos caras de la misma moneda.España no es Alemania, no podemos aplicar las mismas medidas. Nosotros no tenemos el grado de garantías del estado y beneficios sociales que tienen países como Francia, Alemania o Dinamarca.

Es por eso que autonomías diputaciones y municipios no debemos centrarnos solamente en la gestión económica controlada por «los hombres de negro» y debemos de reforzar la ayudara a todos los colectivos más desfavorecidos.

Recordemos el fin de la política, «estar al servicio a los demás», ahora más que nunca nuestros vecinos necesitan de su Administración Pública más cercana. Estabilizada la macroeconomía es la hora de las Personas, con mayúsculas, nuestros vecinos con problemas deben de ser nuestro centro de atención. Aunemos todos los esfuerzos las administraciones locales, la primera puerta del vecino, porque seguro que el ministro Montoro y Europa pueden esperar, pero las familias, las personas y nuestros vecino, no.

Ya hablaremos de Ikea y los domingos. En otra ocasión hablaremos de Ikea y los domingos. Hoy el artículo trataba sobre problemáticas reales y personas. No sobre objetivos de económicos de multinacionales antepuestos a la opinión de nuestros vecinos. Yo como alcalde estoy al lado de mis vecinos y de su sociedad civil, asociativa y económica y les escucho todos los días. Esa es mi misión y en la que creo.

Compartir el artículo

stats