Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PSPV local acusa a Adsuara de montaje en la libertad horaria

El PSPV de Alfafar está convencido de que el conflicto comercial que estos días sacude la localidad y buena parte de la comarca por el conflicto de la posible apertura dominical de Ikea es, tan sólo, un teatrillo. De hecho, atribuye al alcalde, el popular Juan Ramón Adsuara, que «la decisión de cambiar de postura» con respecto a la libertad de horarios comerciales ha sido «sólo cuestión de estrategia». El mandatario, dicen los socialistas, «era consciente de las consecuencias jurídicas que conllevaba» su cambio de opinión al solicitar que se paralizase la petición de Zona de Gran Afluencia Turística para el municipio.

«Lo más grave añaden es que Adsuara ha mantenido con la multinacional unas negociaciones que ha llevado en secreto y nos cuesta creer que no se llegara a algún acuerdo para que la firma del mueble tuviera la seguridad de que los domingos se abriría aunque ahora hace creer a los vecinos lo contrario». De hecho, el PSPV «empieza a dudar de que realmente esté haciendo todo lo que puede para impedir que se abra los domingos» porque «en el fondo esta situación le beneficia, ya que se opone de cara a los vecinos y comerciantes, pero sabe que el trámite tendrá un final feliz para los que desean la apertura dominical en los comercios». Por eso, el PSPV de Alfafar anunció ayer que si el Consell «da luz verde» a la libertad de horarios, exigirá «la dimisión» de Adsuara que él mismo anunció. m. vázquez alfafar

Compartir el artículo

stats