Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El socialista Manuel Mata factura 380.000 euros a Silla por defender al anterior gobierno del PSPV

El abogado sólo ha cobrado 125.080 euros y percibirá en breve otros 20.300 euros tras hacer una quita del 53 % al consistorio

El abogado y político socialista Manuel Mata ha facturado 380.000 euros al Ayuntamiento de Silla por varios encargos legales que le asignó el anterior alcalde del municipio, el también socialista Francesc Baixauli. Pese al montante total que ha pasado al cobro desde 2012, el letrado únicamente ha percibido 125.080 euros. No obstante, en breve recibirá otros 20.300 ? después de que el pleno municipal aprobase el martes un reconocimiento extrajudicial de crédito para abonarle parte de las facturas, puesto que no existía asignación presupuestaria para hacer frente a sus honorarios.

La facturación abarca cuatro años, aunque se extiende hasta la actualidad debido a que algunos de aquellos casos aún permanecen judicialmente abiertos. Mata comenzó a recibir encargos del exalcalde de Silla en 2007 y siguió haciéndolo hasta 2011, cuando el gobierno local cambió y la vara de mando pasó a manos del popular Serafín Simeón. Durante ese período, el letrado también ocupaba un escaño en las Corts como diputado autonómico por el PSPV-PSOE.

Según el exmandatario de Silla, el también socialista Francesc Baixauli, los encargos recayeron en Mata «no por afinidad política, sino porque es un abogado inmenso, como ha demostrado en todos los casos en los que ha defendido los intereses municipales». Uno de ellos, ejemplificó, fue el del Edificio Multifuncional, que «supuso un ahorro de miles de euros para el consistorio».

De hecho, agregó Baixauli, tan «buena y satisfactoria» ha sido la actuación profesional del socialista «que el actual equipo de gobierno del PP le encomendó que siguiera adelante con los casos que ya tenía abiertos, aunque podría haberlo apartado» del ayuntamiento.

Recibos desde 2012

La primera factura que Mata giró al consistorio sillero data de 2012, según detalló ayer el actual regidor de Hacienda, Marcos Zaragozá. Se trataba de un recibo de «140.000 euros» que contabilizaba su asistencia jurídica en casos tan variados como pleitos y expedientes, entre otros. Dado que «no existía consignación presupuestaria» para hacer frente a este gasto, el actual equipo de gobierno registró los recibos y, en cuanto salió el real decreto de pago a proveedores, incluyó lo que pudo. De esta forma, le abonó «112.000 euros» según Zaragozá, y «125.080» según Mata («106.000 más IVA»).

Tras este abono, el entonces regidor de Contratación se interesó por todo lo que aún le faltaba por facturar y descubrió que la cifra aún subía más: 240.000 euros. Ante tal cantidad, el edil le «solicitó una quita» y Mata se avino a rebajar el recibo un 25 %, con lo que la factura quedó en 180.000 euros. El montante aún resultaba «demasiado elevado» para un consistorio con las dificultades económicas del sillero, así que el regidor de Hacienda volvió a solicitar al letrado una nueva quita y éste aceptó otra vez «como muestra de buena voluntad».

En total, el socialista «ha disminuido en un 53 %» el recibo inicial hasta dejarlo «en 120.000 euros». A cambio, el gobierno actual se compromete «a pagar lo antes que pueda» al abogado, «aunque sea poco a poco», confirmaron Mata y Zaragozá. Y así ha sido, puesto que en el último pleno municipal, el PP sacó adelante, con la abstención del PSPV, un reconocimiento extrajudicial de crédito de 20.300 euros.

Ese será el primer abono de la factura de 120.000 que el letrado tiene aún pendiente con el Ayuntamiento de Silla por «asuntos que abarcan siete años de trabajo y que, a la larga, han resultado un ahorro para el consistorio por el volumen tan importante de casos que se le ha llevado y que sólo han supuesto un gasto de 30.000 euros al año», frente a los 40.000 que actualmente desembolsa con el contrato jurídico hecho a otro bufete.

Compartir el artículo

stats