Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribunales

El juez sanciona a la contrata de basura con 359.137 euros por incumplir el servicio en Paterna

La sentencia anula la resolución del contrato con FCC aprobada por el gobierno del exalcalde Agustí en 2011 al considerarla contraria a derecho - El fallo determina que es un incumplimiento parcial que afectaba a la recogida de residuos en polígonos

Una sentencia ha sancionado a la contratista de la recogida de residuos sólidos urbanos en Paterna „Fomento de Contrucciones y Contratas SA (FCC)„ a indemnizar con 359.137 euros, más los intereses de demora, al ayuntamiento por un incumplimiento parcial del servicio de eliminación de la basura en los polígonos industriales, tal como acreditaron los servicios técnicos en 2011, aunque el perjuicio se arrastraba desde el mismo inicio del contrato formalizado en 2006 por el anterior gobierno PSPV-EU.

Sin embargo, el fallo del juzgado de lo contencioso-administrativo número 6 de Valencia no acepta la resolución de la concesión que decretó la Junta de Gobierno Local en septiembre de 2011. Así, ese acuerdo queda anulado por ser «contrario a derecho», así como la incautación de la fianza, y se le da la razón a la compañía porque el servicio se prestaba, pero no con los medios materiales ni con los horarios aprobados en el pliego administrativo que dio origen a la adjudicación.

Por ello se estima que «sí existe incumplimiento parcial del cual debe responder la contratista incumplidora, pero no en sus máximas consecuencias que sería la resolución del contrato», según el fallo judicial al que ha tenido acceso este diario. Ese incumplimiento parcial del contrato valorado sobre el conjunto de la contrata de limpieza y recogida de basura «no llega al 3 % del presupuesto de la misma».

El contencioso fue interpuesto por la empresa FCC en noviembre de 2011 contra esa resolución del gobierno del entonces alcalde popular Lorenzo Agustí, que en virtud de los informes técnicos decidió la extinción del contrato por incumplimiento del servicio, tras la consulta realizada al Consell Juridic Consultiu (CJC) de la Generalitat Valenciana. No obstante dicha resolución de contrato quedó suspendida cautelarmente a la espera de esta sentencia, que se ha hecho pública ahora.

Según concluyeron los informes técnicos y se prueba durante el juicio, la empresa contratista no cumplía con el servicio previsto de recogida de basura y enseres en los polígonos industriales, pues trabajaba durante dos horas por la mañana en lugar de las ocho comprometidas, mientras sí facturaba por unos medios que no usaba: un camión, un conductor y un operario. El ayuntamiento estimaba el sobrecoste facturado en más de 98.000 euros anuales, aunque el perito judicial lo rebaja a poco más de 70.000 euros. De ahí que la sanción de 359.137 euros corresponda a la suma de 73.044 euros/año por cinco años, desde el mes de octubre de 2006 hasta septiembre de 2011. El sobrecoste sobre el servicio concreto en los polígonos era de un 32 % con una diferencia entre lo facturado y lo realmente prestado de unos 48.000 euros anuales. El fallo judicial no es firme y es recurrible por ambas partes en un plazo de quince días.

La contratista no negó que no aportara los medios materiales y de personal ofertados para las zonas industriales de Paterna, sino que «viene a justificar esta circunstancia en el riesgo y ventura, es decir, considera que al prestar el mentado servicio no resulta relevante que no se dispusieran de aquellos medios a los que se obligó». De ahí que se le aplicaran sanciones, aunque otra cosa era dilucidar si cabía rescindir el contrato por una causa muy grave, circunstacia que el juzgador no acepta atendiendo la jurisprudencia del Tribunal Supremo, pues «no todo incumplimiento puede generar la resolución contractual, (...) no bastando aducir la no realización de prestaciones accesorias o complementarias, que no impidan, por su escasa entidad, alcanzar el fin del contrato».

También quedó probado que por las tardes el servicio terminaba antes de las 23 horas comprometidas y que en determinados casos se utilizaba el mismo camión de recogida para la Canyada y los polígonos industriales. Esos datos se conocieron cuando al tener que ampliar el servicio a Táctica se hizo un estudio del servicio que se estaba prestando a la vista de los pesajes de residuos en la planta de la Entidad Metropolitana EMTRE. Ahí es cuando se constató «una merma de medios».

El juez acepta los argumentos de la contratista en cuanto que se prestaba el servicio en los polígonos retirando la totalidad de los restos, por lo que cumplía con el pliego donde se establece el servicio mínimo como «la recogida de zonas industriales, de lunes a viernes, excepto festivos, cumplido escrupulosamente por FCC».

La alcaldesa Elena Martínez ha indicó ayer que «los responsables públicos tenemos la obligación de velar por el bien de la ciudadanía y al observar un incumplimiento debemos actuar con la máxima contundencia posible aunque siempre con la debida precaución y absoluto respeto a la Ley». Martínez añadió que «seguiremos exigiendo el cumplimiento íntegro de éste y de todos los servicios que se prestan a la ciudadanía y en el caso de la limpieza viaria y la recogida de residuos sólidos úrbanos esperamos conseguir una mejora considerable del servicio».

Compartir el artículo

stats