Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La izquierda recuperará la Mancomunitat de l'Horta Sud con los pactos de gobierno

Los socialistas tendrían al menos nueve representantes y 169 votos, junto a los tres alcaldes de Compromís - Los populares tienen tres plazas seguras, a falta de cinco municipios con negociaciones en el aire, aunque sólo podrían llegar a 140 votos

La izquierda recuperará la Mancomunitat de l'Horta Sud con los pactos de gobierno

Fue el símbolo de la hegemonía socialista; en 2007 se mantuvo en manos del PSPV, a pesar de perder ciudades importantes como Torrent, pero en 2011 lo ganó por amplia mayoría el Partido Popular, que arrasó en las urnas. Ahora, la izquierda volverá a recuperar la Mancomunitat de l'Horta Sud, con mayoría socialista y con presencia destacada de Compromís. A falta de cerrarse los pactos de cinco pueblos, el PSPV tendría nueve representantes en el pleno de investidura „los alcaldes y alcaldesas de Aldaia, Alaquàs, Quart, Mislata, Picanya, Albal y Picassent, que tienen mayoría absoluta o amplio respaldo, más la de Alcàsser, que es la fuerza más votada, el de Silla, que ya tiene casi cerrado un pacto en su pueblo„, lo que le supondría 169 votos. Compromís lograría al menos tres representantes „los futuros mandatarios de Paiporta, Beniparrell y Manises, donde los pactos están muy avanzados o cerrados„ y 51 votos, como mínimo.

El Partido Popular, a día de hoy, tiene seguros tres representantes „los alcaldes de Alfafar, Massanassa y Llocnou de la Corona„ y 39 votos. Y todavía quedan cinco municipios con los gobiernos en el aire y donde las negociaciones no están resueltas, como son Torrent, Sedaví, Catarroja, Xirivella y Benetússer.

En el caso de que en ninguno se lograra un pacto de izquierdas y quedaran las alcaldías en manos del Partido Popular, que ha ganado las elecciones municipales allí pero no tiene mayoría absoluta, este partido podría llegar a alcanzar los ocho representantes en la Mancomunitat y tener 140 votos en el pleno, lo que le sitúa a bastante distancia del PSPV-PSOE y a más todavía del conjunto.

Con todo, la izquierda confía en obtener, al menos, el gobierno de Torrent y el de Catarroja. Si en este último caso, al final se aceptara un turno en la alcaldía entre Compromís y Guanyem, habría una cuarta fuerza con representación en la Mancomunitat.

Los cambios que trajo la ley

El reparto de los escaños en la Mancomunitat se rige por la Ley 8/2010, de 23 de junio de la Generalitat, de Régimen Local de la Comunitat Valenciana, que introdujo modificaciones en la constitución de las mancomunidades y que se aplicó por primera vez en este organismo en 2011. Esta normativa establece que los componentes del pleno son los 20 alcaldes y alcaldesas de la comarca, más un suplente de cada uno de ellos. En total, son 40 personas las que formarán el plenario. El voto será emitido por el titular «y, en su defecto, por el concejal designado como segundo vocal por el pleno de esa corporación». El mandatario principal o su representante tiene voto ponderado en igual número al de los componentes de su pleno. Por ejemplo, el alcalde de Lloc Nou de la Corona, Manuel Gimeno, tiene cinco votos y el de Mislata tendrá 25. En el mandato que está a punto de acabarse, el pleno tiene un total de 353 votos, aunque de cada a la nueva legislatura aumenta en ocho más al haber crecido las corporaciones de Sedaví „de 13 a 17 concejales„ y Picassent „de 17 a 21„.

La Mancomunitat Intermunicipal de l'Horta Sud está formada por veinte pueblos y presta servicios de promoción de empleo y desarrollo comarcal así como cursos de formación, gestiona el Museu etnológico, desarrolla proyectos para inmigrantes y, en los últimos años, ha puesto en marcha toda una serie de servicios conjuntos como el cobro de multas, el control de tráfico con fotorrojos, el alquiler de bicicletas o, más recientemente, la recogida y protección de animales abandonados.

Compartir el artículo

stats