Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Molí del Batà de Paterna está al borde del derrumbe

Colapsa la cubierta de una de las naves que conforma el conjunto y pone en peligro los muros de esta parte

El Molí del Batà de Paterna está al borde del derrumbe

El Molí del Batà de Paterna está al borde del derrumbe

Uno de los ejemplos de patrimonio que está a punto de desaparecer es el Molí del Batà de Paterna, declarado Bien de Relevancia Local y en manos privadas, que en los últimos años ha sufrido diversos incendios. El arqueólogo municipal de Paterna y director del Museu de la Ceràmica, Ernesto Manzanedo, alertó de su estado «al borde del colapso».

Los desprendimientos se localizan en el extremo oeste de una de las naves que forman el conjunto. La cubierta de planchas metálicas onduladas y la estructura de madera han entrado en colapso en los últimos meses, ya que en mayo aún se conservaban.

En este momento, está desprendida la parte superior de la fachada sur de esta nave de fábrica de mampostería de piedra y cal, y actualmente corren peligro de caer algunas zonas agrietadas de la esquina. Expertos consultados indican que el problema «puede ser más grave de lo que parece porque también podría colapsar todo el muro hastial que cierra al oeste de la nave». El resto del complejo no está en aparente peligro, aunque a largo plazo puede desplomarse si no se actúa.

Ante esta situación y las recientes denuncias de la asociación de vecinos de Campamento, los técnicos municipales realizaron una inspección y han determinado que deben estabilizarse los muros y «proceder al desmontaje de todos aquellos elementos que presenten riesgo de caída». Posteriormente consideran que habría que «proteger la parte superior con un mortero de cal para que se consoliden los elementos horizontales, impidiendo la acción destructiva del agua y evitando desprendimientos».

Además, el consistorio cerrará los elementos de acceso a la edificación —puertas y ventanas—, con ladrillos y, mientras tanto, se mantendrá el vallado metálico exterior —fue robado pero ya se ha repuesto— y se extenderá a los accesos abiertos. Por otra parte, se ha ordenado aumentar la vigilancia policial en el recinto.

Fuentes municipales han insistido en el incumplimiento reiterado del dueño del molino de las órdenes de ejecución municipales.

Compartir el artículo

stats