Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La construcción toca fondo con un 79 % de obras menos que antes de la crisis

Los ayuntamientos de l´Horta apenas tramitaron 438 permisos urbanísticos en 2014 frente a los 2.131 de 2006 - Aún así, el número de inmuebles de nueva planta creció por primera vez desde 2010

Para muchos ayuntamientos, mirar atrás es necesariamente un ejercicio de nostalgia. Aquellos presupuestos abultadísimos y alimentados por obra y gracia de los ingresos urbanísticos son cosa del pasado, y ahí están las estadísticas para demostrarlo. El número de licencias de obra concedidas el pasado año en la comarca de l´Horta es un 79,4 % menor que las concedidas por estos mismos ayuntamientos en 2006, cuando aquello que ahora llamamos crisis estaba sólo en la mente de unos cuantos «alarmistas».

Pese a todo, las mismas estadísticas ofrecen también algo de luz al final del túnel. Aunque muy lejos aún de las cifras de 2006, en 2014 la caída del número de licencias de obra en l´Horta respecto al ejercicio anterior apenas fue del 0,45 % (sólo se concedieron dos licencias menos) y por primera vez desde 2010 aumentó el número de licencias de obra de nueva planta. Es decir, se construyó más vivienda nueva que en 2013.

A falta de conocer las cifras definitivas de 2015, en 2014, y según los datos oficiales a los que ha tenido acceso este periódico, los 43 ayuntamientos de l´Horta concedieron 438 licencias de obra, de las cuales 119 fueron para la construcción de edificios de nueva planta y 275 para rehabilitación. En total, los permisos urbanísticos concedidos por los consistorios para nuevas construcciones representó el 27,1 % del total de las licencias de obra concedidas, lo que vuelve a suponer una ligera mejora respecto a 2013 (un 21,13 %). Aún así, sigue siendo una cifra menor que las de los ocho años anteriores. En 2006, se concedieron un total de 2.131 licencias de obra, de las cuales 1.253 fueron para nueva planta: por lo tanto, el 58,79 % de las obras que se hicieron en l´Horta en 2006 (el año en el que más licencias se han dado en lo que va de siglo) fueron nuevas construcciones.

Por ayuntamientos, son los de los dos municipios más poblados „Torrent y Paterna„ los que más licencias de obra han concedido desde 2006: 591 en la capital de l´Horta Sud y 534 en la de l´Horta Nord. Pese a todo, la crisis también ha sido cruel en estas dos localidades. En Torrent la caída de las licencias otorgadas en 2014 respecto a 2006 es del 79 % (el pasado año sólo se concedieron allí 30 licencias, de las cuales 16 fueron para nueva planta), mientras que en Paterna la caída fue del 91 % (16 licencias nuevas y sólo 7 de ellas de nueva planta).

Curiosamente, los tres siguientes puestos en número de licencias durante este periodo los ocupan tres ayuntamientos que no están entre los más poblados: Catarroja, Puçol y Picassent, gracias sobre todo al gran número de obras que se hicieron en sus términos en pleno «boom» urbanístico.

Entre los consistorios con más de 20.000 habitantes, el más castigado por la crisis inmobiliaria ha sido Moncada, donde en 2014 apenas se concedieron dos permisos urbanísticos (los dos para nuevas edificaciones) frente a las 80 que se habían concedido en 2006, lo que representa una diferencia del 97,5 %, si bien es cierto que en 2012 esta localidad de l´Horta Nord fue la segunda que más construcciones registró (41) sólo por detrás de Torrent.

El municipio que ha sabido aguantar mejor la explosión de la burbuja urbanística parece haber sido Quart de Poblet, donde la diferencia negativa entre 2014 y 2006 es del 18 %. Aún así, el secreto de Quart no es otro que el escaso número de permisos concedidos en 2006 (33) en comparación con la mayoría de municipios grandes de la comarca.

Compartir el artículo

stats