Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«El 95 % de los alumnos se quedó en empresas»

La Escuela de Capataces Agrícolas de Catarroja fue fundada en 1956 y en sus inicios estaba muy enfocada a los arroceros dado su enclave, muy cerca del puerto y rodeada de campos. Actualmente cuenta con dos centenares de alumnos que además de formación buscan una salida profesional. Antonio Vayá explica que en el último trimestre del segundo curso los estudiantes realizan unas 400 horas de prácticas en empresas. El director de la Escuela de Capataces detalla que tiene relación con unas 250 firmas para desarrollar convenios de prácticas. «Los alumnos eligen la empresa que más les conviene por especialidad y depende de lo que vayan buscando», explica Vayá. Estos convenios acaban en contratos laborales. «Aunque depende de la especialidad y ahora por la crisis es un poco más complicado, hay bastantes estudiantes que se suelen quedar a trabajar en esas empresas. En la rama de jardinería ha habido años en los que un 95% del alumnado logró un empleo tras las prácticas», indica. Otra salida es que los alumnos se agrupan, consiguen un terreno y luego en los mercadillos municipales montan puestos para vender los productos cultivados. A. C. catarroja

Compartir el artículo

stats