Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rechazo a la ampliación de los pueblos afectados

Mislata, Xirivella y Valencia han presentado alegaciones contra el proyecto por el impacto en sus municipios

Todos los pueblos afectados por el proyecto de ampliación de la V-30 —Valencia, Mislata, Xirivella, Quart y Paterna— han mostrado su rechazo a la obra presentando alegaciones ante Fomento.

En el caso de Xirivella su alegato denuncia que el diseño del ministerio plantea la eliminación de la entrada al municipio desde Valencia por la plaza de España, recientemente reformada, con lo que el único acceso sería por la av. Virgen de los Desamparados. Además, el anteproyecto afectaría al Barrio de la Luz, ocupando parte del equipamiento existente junto al polideportivo, y a la zona de Vicentica la Serrana, con el nuevo ramal que se aproximará aún más a las viviendas y aumentará la contaminación acústica.

Por su parte, el equipo técnico de Mislata basa sus alegaciones en el «error grave» que refleja el anteproyecto en cuanto a la clasificación de suelo afectado por la ampliación. Según el documento del ministerio, «se atribuye al Polígono T la condición de suelo rústico agrícola, cuando está clasificado como urbano», circunstancia que da origen a que cuando se proyectó la pantalla acústica junto a la margen izquierda del nuevo cauce del Turia, «se olvidaran» de esa área de terreno.

Este hecho provoca, según denuncia el ayuntamiento en sus alegaciones, «que en la zona residencial se registren unos niveles de ruido entre 70 y 75 decibelios», muy por encima del límite permitido. El polígono T y su entorno, además de una amplia zona residencial, aglutina dos colegios que también verían más cerca la carretera ampliada.

Valencia también ha formulado sus alegaciones basadas en un informe elaborado por el consultor ambiental Vicent Torres, y que asegura que el anteproyecto contraviene hasta cinco directivas, acuerdos y compromisos contra el cambio climático y la reducción de gases de efecto invernadero aprobados por la ONU, la Unión Europea y el propio Gobierno de España. El estudio de Torres también incide en que la ampliación de la V-30 aumentará los niveles de contaminación y de ruido sobre los municipios afectados y advierte de que en el estudio de impacto ambiental no se han tenido en cuenta la red de itinerarios verdes de conexión de los municipios de l'Horta que están impulsándose a través de distintos planes locales y autonómicos como el PAT de l'Horta y que se verían afectados.

Compartir el artículo

stats