Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hostelería

Aldaia suspende la ordenanza de las carpas en bares al pedirse 13 de golpe

Las solicitudes se autorizarán según la actual normativa pero se cambiará para el año próximo

Aldaia suspende la ordenanza de las  carpas en bares al pedirse 13 de golpe

Aldaia suspende la ordenanza de las carpas en bares al pedirse 13 de golpe

El pleno del Ayuntamiento de Aldaia ha aprobado, a propuesta del gobierno socialista, suspender la ordenanza reguladora de las terrazas de los bares y locales, con el objetivo de modificar el articulado que autoriza la instalación de carpas y otras estructuras de carácter fijo en la vía pública.

La decisión se adoptó con el voto favorable del PSPV, Compromís, Esquerra Unida, Sí se Puede y uno de los ediles no adscritos, mientras que el Partido Popular y Ciudadanos votaron en contra. La suspensión de la normativa municipal estará vigente mientras se redacte la nueva, tanto si es una modificación de la actual, como si se elabora un texto propio en el que se separe la instalación de elementos de las tasas económicas.

Según ha explicado el alcalde, Guillermo Luján, la decisión de dejar sin efecto temporalmente se ha adoptado al llegar al consistorio trece solicitudes «de golpe». Este hecho ha provocado que el gobierno local considere que «hay que repensar la ordenanza porque apostamos por un modelo de pueblo en el que sea compatible instalar determinadas protecciones en las terrazas para el invierno pero también que la calle vuelva a su estado natural cuando acaba la actividad». Por ello, el objetivo de la futura regulación es establecer un tipo de tolde desmontable, que se coloque y retire cada día, «aunque la medida concreta se realizará con las aportaciones del resto de grupos municipales».

Para ello, Luján ha convocado a los portavoces a que acudan a la próxima comisión de urbanismo con propuestas concretas, sobre las que trabajarán los técnicos municipales. También se están consultando las ordenanzas de las ciudades del entorno y las de otros puntos de la autonomía o el Estado.

La petición de carpas fijas por parte de los hosteleros está amparada en una modificación de la normativa municipal que se aprobó en el año 2012, durante el gobierno local del Partido Popular. En aquel momento, se trataba de ofrecer una alternativa a los establecimientos, después de la Ley del Tabaco, que prohibió fumar en el interior de los recintos.

Con todo, no fue hasta 2015 cuando se formularon solicitudes, según fuentes municipales. Así, en el pasado ejercicio se pidieron y autorizaron seis de estas carpas —dos en el casco urbano, dos en el barrio más allá de la vía y dos en el Barrio del Cristo—. Y para 2016 se han pedido otras trece. En total existen 90 terrazas en Aldaia que podrían solicitar este tipo de protecciones.

Respecto a las solicitudes en espera, el gobierno local ha indicado que se tramitarán «y autorizarán y denegarán, según la ordenanza vigente». Aunque la concesión es solo para un año, «estableceremos una moratoria de un tiempo por determinar para no perjudicar económicamente a estos hosteleros ya que han realizado una cierta inversión en estas carpas», explica el elcalde de Aldaia.

El retraso inicial en la concesión de estas licencias ha provocado, desde hace varias semanas, las quejas de los hosteleros. No obstante, en el gobierno local afirman que también se han recibido quejas de los vecinos cuyos balcones están justo arriba porque piensan que se puede acceder a sus casas desde algunas de estas estructuras» y por « la falta de accesibilidad en determinados puntos».

Compartir el artículo

stats