Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Gobierno denuncia a Paterna por contratar a la plantilla de la «escoleta»

Considera que al subrogar Gespa a las trabajadoras de la UTE hubo un acceso encubierto a la función pública

El Gobierno denuncia a Paterna por contratar a la plantilla de la «escoleta»

El Gobierno denuncia a Paterna por contratar a la plantilla de la «escoleta»

La Delegación del Gobierno ha presentado un contencioso contra el Ayuntamiento de Paterna por la subrogación de las siete trabajadoras adscritas a la empresa concesionaria que gestionaba la escoleta municipal de Fuente del Jarro, cuya gestión ha asumido este curso la empresa municipal Gespa con las mismas condiciones que tenían con la UTE que dirigía el centro hasta el pasado junio. El consistorio tomó esta decisión para poder abrir sus puertas el pasado 8 de septiembre y comenzar las clases con total normalidad y con la misma plantilla de trabajadores y profesores.

El recurso que ha presentado el Abogado del Estado se basa en el informe que realizó la secretaria municipal en el que considera que la subrogación de la plantilla por parte de Gespa podría constituir un acceso encubierto a la función pública de estas trabajadoras. Fuentes municipales defendieron ayer la decisión de que la antigua plantilla de la UTE pasase a formar parte de la mercantil municipal Gespa en la «necesidad de actuar rápido» ante la situación que se dio a finales del pasado curso cuando la UTE que gestionaba el servicio anunció que abandonaría la gestión porque el número de plazas ocupadas no hacía rentable el negocio.

«Ante esta situación había dos alternativas: o subrogábamos la plantilla o contratábamos una nueva. En este segundo caso, las trabajadoras de la UTE hubieran denunciado y nos podríamos haber enfrentado a la posibilidad de tener dos plantillas contratadas», han señalado las fuentes municipales. «Además, las familias nos exigían que no se cambiara las profesoras de sus hijos y contábamos con informes favorables de los técnicos».

El 19 de septiembre de 2016, la Delegación de Gobierno ya envió al Ayuntamiento de Paterna un requerimiento de anulación de acuerdo municipal relativo a la «subrogación de personal» como consecuencia de la gestión directa a través de la empresa Gespa de la gestión y prestación del servicio de escuela infantil Fuente del Jarro para este curso

Tal como señalaron ayer fuentes de la delegación, los servicios jurídicos entienden que se está ante «un posible fraude de ley ya que nos encontramos ante un acceso encubierto a la función pública, ya que dicho acceso se produce sin ninguna convocatoria ni prueba, de manera que se están vulnerando los principios constitucionales de acceso a la función pública previstos en los art.103.3 y art.23.2 de la Constitución y en el art.55 del Estatuto Básico del Empleado Público. Además, la solicitud de interposición del recurso recuerda que en la documentación del ayuntamiento no se hace referencia a la superación de ninguna prueba ni proceso de selección. Tras el requerimiento, se concedió un mes al ayuntamiento , contando para anular el decreto, pero no se recibió contestación, por lo que se solicitó la interposición de recurso contencioso-administrativo.

Compartir el artículo

stats