Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baixauli acudió a la prensa tras derribarse una torre

? El Castell d'Alaquàs fue declarado monumento nacional en 1918, tras una movilización que lideró el alcalde de la época, Joaquín Vento Peyró, y la intermediación de los hermanos Mariano y José Benlliure, vinculados a la población, ante el temor de que su entonces nuevo propietario, Vicente Gil, fuera la demolerlo. Diez años después, se puso de manifiesto que aquel recelo no era infundado ya que derribó una de sus cuatro torres. Esta demolición fue la respusata a la orden de ejecución dictada por el consistorio para que la arreglara poque estaba en mal estado. Ante aquella situación, Carmelo Bauxauli Comes dirigió diversos artículos a medios de comunicación para denunciar enérgicamente la destrucción. La campaña surtió efecto. El asunto llegó incluso a oídos de la Comisión Provincial de Monumentos de Valencia, que instó al Gobernador civil de València a

«aplicarle la sanción correspondiente». La cuarta torre no se reconstruyó hasta 2007, durante la rehabilitación integral del Castell.

Compartir el artículo

stats