05 de marzo de 2018
05.03.2018
Literatura

Emilio Gil presenta en Alaquàs su primera novela

"El Violín Roto" tiene como protagonista a una superviviente de Chernóbil y tiene como escenario València y otras ciudades europeas

05.03.2018 | 04:15

El alaquasero Emilio Gil Ibor, farmacéutico de profesión y actualmente empleado de una empresa de transporte, acaba de publicar su primera novela, "El Violín Roto", que se presentó este fin de semana en el Castell de su población natal. Con la sala la Xemeneia abarrotada, Gil explicó la motivación que ha tenido para escribir esta obra de novela negra, género del que es un gran aficionado. "El libro es una continuación lógica de miles de horas de lectura", dijo para definirse también como un "lector empedernido".

El acto estuvo presentado por el investigador local y exalcalde, Adrià Hernández, quien calificó la obra como una "novela de intriga y emoción", además de valorar el gran trabajo que supone escribir un libro para una persona que no se dedica exclusivamente a ello sino que tiene que compatibilizarlo con su trabajo. El propio Hernández ha publicado dos libros en los últimos dos años ("La Hoja de Malva" y "Los Baños del Callejón").

El quinteto de cuerda Tritono, del Conservatorio José Iturbi de València, al que pertenece el hijo del autor, Emilio Gil Tomás, interpretó varias piezas, una de ellas compuesta especialmente por el joven para su padre y que fue una sorpresa. Finalmente, presentó al autor la expresidenta de la Unió Musical, Teresa Estreder, que también estudió Farmacia, un aspecto que resaltó de los muchos que le unen al autor.

Estreder destacó que la novela "pone encima de la mesa valorres muy importantes como el de la música y el comportamiento humano". Además, afirmó haber reconocido en la novela a personajes como el fallecido profesor de la UMA Paco Serrano, y numerosas referencias a Alaquàs. "El valor de un pueblo, el conjunto de la tradición, es muy importante transmitirlo. Hemos de transmitir a las nuevas generaciones que el éxito es el valor que te da tu pueblo, junto a los conocimientos que se aprenden", expresó Teresa Estreder.

Por su parte, el autor recordó a su familia y a las personas a las que ha dedicado el libro, el fundador de la ong de Torrent Fem Futur, que fomenta la acogida y adopción de niños y niñas de Ucrania, así como al mencionado Paco Serrano. "La novela no trata sobre el accidente nuclear de Chernóbil pero este libro nunca hubiera visto la luz sin aquella catástrofe. Es una novela de personas y de solidaridad", indicó.

Un vídeo previo había avanzado que la obra arranca con el hallazgo del cadáver de Katia en el Conservatorio de València, una superviviente de Chernóbil, y el propio autor explicó que la historia pasa por València, Alaquàs y Cremona (ciudad del norte de Italia con la que el municipio de l'Horta Sud tiene lazos históricos y está hermanado), entre otros lugares. Emilio Gil agradeció el asesorsamiento que ha tenido de investigadores, médicos e incluso de uno de sus dos hermanos, Rafa Gil, que es arquitecto, y animó a la gente a seguir su ejemplo. "Seguro que todos tenéis una historia que contar", dijo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook