08 de marzo de 2018
08.03.2018

Sagredo confiesa la tensión en el Batà

El alcalde revela que sus socios han rechazado revisar el pacto tras las discrepancias por el centro de menores

08.03.2018 | 10:10

Públicamente, y también en privado, la polémica por la ubicación del centro de menores en Montecañada está pasando factura al Pacte del Batà. «Hay tensión». Lo confesó ayer el alcalde Sagredo, que admitió «discrepancias» con sus socios Compromís y Paterna Sí Puede en cuestiones como Puerto Mediterráneo o el centro de acogida, pero defendió que pese a que «cada uno vota una cosa», esa «injerencia, nada tiene que ver con el gobierno municipal».

El alcalde llegó a revelar que tras lo ocurrido en las últimas votaciones, donde cada uno ha llevado un camino, «he hablando con los dos portavoces y les he planteado si es necesario sentarnos para revisar el Pacte del Batà y ambos me han dicho que no». Sagredo atribuyó la polémica en torno a la instalaciones del centro de acogida, con el rechazo frontal de gran parte de los vecinos, a «la falta de coordinación entre la fundación Diagrama (concesionaria) y la conselleria, que ha generado desinformación a los residentes, y ante eso hemos tenidos que dar una solución».

Esa media aportada por el PSOE pasa por suspender la concesión temporal de licencias asistenciales –se debate hoy en pleno– mientras se elabora un estudio de las actividades que puede acoger el municipio y los vecinos voten las que aceptan y las que no. «Aquí parece que no sea tan bonito que les pregunte a los vecinos y se deja a los niños abandonados. Demagogia sabemos hacer todos», criticó Sagredo, que lo comparó otro proceso en València, también con tripartito: «Siempre es bueno preguntar. Los vecinos del Cabanyal puede decidir dónde van las viviendas y los de Montecañada sobre el centro de menores, no». En este sentido, rechazó que se «criminalice» a los vecinos por estar en contra del centro, y se mostró a favor de que el sondeo «sea en cada barrio» y su resultado, «vinculante». Además, aprovechó para recordar que tanto Urbanismo como Participación, están en manos de Compromís y el estudio y la votación «estarán listas en función de las ganas que se le ponga».

Podemos no romperá el acuerdo
Por su parte, desde Compromís abogaron por no revisar el pacto, «de momento», y rechazaron que se someta a votación vecinal «los recursos y los derechos para el desarrollo de los menores». Desde la formación se mostraron expectantes «ante las consecuencias administrativas a corto plazo» del pleno de hoy. Desde Paterna Sí Puede anunciaron que pese al «disgusto por las trabas» del PSOE al centro, «eso no es motivo para romper el pacto», y «cada partido deberá dar las explicaciones sobre su postura a sus votantes».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas