13 de marzo de 2018
13.03.2018
Patrimonio

Alaquàs y Aldaia formarán parte de la Ruta de la Seda

Una comitiva de Alaquàs visitó el Museu del Palmito de Aldaia, que tiene más de 300 piezas de alto valor

13.03.2018 | 08:46
Alaquàs y Aldaia formarán parte de la Ruta de la Seda

El Museu del Palmito de Aldaia, ubicado en la antigua Llotgeta, ya forma parte de la Ruta de la Seda, según confirmó el director Francesc Martínez, a una veintena de visitantes de Alaquàs y otros puntos de la comarca. El consistorio ultima ahora los detalles con la Agencia Valenciana de Turismo, cuyos representantes también pasaron hace unos días por el Castell de Alaquàs para conocer con detalle el pasado sedero de esta población, que formará parte asimismo de la iniciativa.

Francesc Martínez realizó una visita guiada al Museu del Palmito, en la que desveló los últimos proyectos de este centro. La excursión estaba organizada por el colectivo Alaquàs Debat, dentro de su programa de actividades para difundir la historia local. En enero, el grupo organizó la actividad «Alaquàs y la Ruta de la Seda», en la que se repasó la producción de gusanos en las andanas de las casas y en el propio palacio. Y este fin de semana, Alaquàs Debat planificó la continuación.

El grupo salió del Castell d'Alaquàs con el investigador Adrià Hernández al frente y realizó la senda que entre los siglos XV y XIX se tomaba para ir al municipio vecino: la calle del Est hasta el polideportivo de Aldaia y, tras cruzar el puente sobre las vías, la calle Alaquàs, hasta el corazón de la población. Durante el recorrido, Hernández narró más de 15 casos documentados en los siglos XV y XVI sobre la relación de Alaquàs y Aldaia.

Una vez en el centro de Aldaia, el grupo hizo una parada en el establecimiento Ca Nassio, donde degustó el 'pimentó amb tonyina', acompañado de los vinos Cent Piques del picassentí Salvador Martorell.

Ya en el Museu del Palmito, los participantes conocieron que alberga una colección de más de 300 piezas, gran parte donadas o cedidas por coleccionistas locales y 'palmiters' de la población, donde destacan las piezas de nácar, marfil o hueso valencianas, así como otras de diversos siglos fabricadas en rancia o China.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook