15 de abril de 2018
15.04.2018
Memoria Histórica
Quart de Poblet

"No quiero que nadie pase por una guerra"

Consistorios y entidades de l´Horta organizan actos para difundir la historia de la Guerra Civil y la represión franquista - Quart de Poblet inaugura su ruta y recoge testimonios de supervivientes

16.04.2018 | 04:15
"No quiero que nadie pase por una guerra"
"No quiero que nadie pase por una guerra"

Reconocimientos, exposiciones, rutas, publicaciones y conferencias. Los municipios de l´Horta recuerdan estos días, a través de numerosas acciones promovidas por ayuntamientos y entidades cívicas, hechos vinculados con la segunda República, la Guerra Civil y la represión franquista, con el objetivo de dar a conocer aspectos de ese período de España todavía desconocidos. Las Semanas de la Memoria, las conmemoraciones en los cementerios donde están enterradas personas represaliadas y la recuperación de testimonios personales marcan esos días la agenda de la comarca.

Uno de los municipios que celebra con mayor intensidad estos días es Quart de Poblet, que este fin de semana ha dado un paso más en el Plan Integral de Recuperación de la Memoria Histórica con la presentación de dos nuevos proyectos, que refuerzan la Ruta QDP 36-39 sobre lugares emblemáticos de la guerra civil española en el municipio.

Por un lado, se ha puesto en marcha una APP para teléfono móvil, con audioguía que contextualiza y explica cada hito de la Ruta QDP 36-39, un itinerario que recorre la población con los puntos clave de la Guerra Civil (refugios, hospital de sangre, puntos donde cayeron bombas y otros). Todo este proyecto global ha sido desarrollado por las concejalías de Turismo y Cultura y Patrimonio, que dirigen Maite Ibáñez y Cristina Mora, respectivamente, y cuenta con diferentes subvenciones de la Generalitat Valenciana y de la Diputación de Valencia.

Con todo, la actividad más emotiva ha sido la proyección del audiovisual «Quart de Poblet. 36-39», grabado en el último trimestre de 2017 y protagonizado por Santiago Aparicio Redondo, Vicente Bondía Perales, Vicenta Espinós Rodrigo, Concepción López Vicent, Carmen Monzó Arnal. Micaela Monzó Bellver, Gaspar Royo Malaver, Amparo Sancho Juan, Onofre Sancho Sanmartín y Nicolau Vidal Monzó (dos de ellos recientemente fallecidos). Se trata de un trabajo dirigido por Ángel Martínez y Andrea Moreno, con la asistencia de Olmos, y realizado por Juan Carlos Fita.

La proyección recoge el relato de quienes vivieron en primera persona el horror de la guerra, entre ellos Santiago y Gaspar, dos niños arrancados de sus familias en Madrid y acogidos por sendas casas de Quart de Poblet. Santiago, que llegó con su hermano Paco, decidió quedarse y fundar su propia familia. Su integración fue tal que habla un perfecto valenciano. Gaspar volvió con sus padres biológicos, pero entre lágrimas dice en el vídeo que nunca olvidó: «No lo puedo remediar (las lágrimas), me han querido mucho y yo les tengo que querer».
En media hora de duración, hablan de la represión revolucionaria, de cómo la vida cotidiana se fue impregnando del horror de la guerra: disparos y ejecuciones a manos de milicianos radicales, los reflectores de las baterías antiaéreas intentando detectar a los bombarderos, las sirenas, la pava (avión alemán que detectaba los objetivos y precedía los ataques) y el estruendo de las bombas al impactar contra el suelo. «No quiero que nadie pase una guerra como la pasé yo» o «lo peor que hay es que haya odio entre las familias y entre los pueblos», son sus testimonios.
Por su parte, la alcaldesa de Quart, Carmen Martínez, les homenajeó: «Os robaron la infancia y esto es imperdonable, pero yo hoy no he visto en esta pantalla a personas dominadas por el odio. He visto a seres llenos de humanidad y sabiduría pidiendo tolerancia, respeto y diálogo».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook