16 de abril de 2018
16.04.2018
Urbanismo

Torrent ejecuta una campaña contra las ratas y plagas

El consistorio incluye consejos para evitar la proliferación del mosquito tigre en el recibo del agua

16.04.2018 | 04:15
Campaña de desratización.

Desde principios del mes de marzo se están llevando a cabo trabajos preventivos de control y eliminación de plagas de roedores, cucarachas y mosquitos en distintas partes de Torrent, así como en la red de saneamiento público y otras canalizaciones. "Unos trabajos que se han adelantado a la llegada del calor, momento de mayor proliferación de las plagas, y continuarán en las próximas semanas hasta completar el total del municipio", explica la concejala de Sanidad, Encarna Lerma Besó.

En el caso de la desratización, las acciones para atacar y destruir a las ratas y ratones se completan con otro tipo de actuaciones como el control de vertederos ilegales, la recogida diaria de la basura y la presencia de suficientes contenedores. También, tapando grietas y agujeros en jardines, casas abandonadas, etc. En cualquier caso, en el 99% de las ocasiones en que las ratas producen molestias en el entorno urbano, existe un acceso desde la red del alcantarillado hasta la zona donde se produce el problema.

Campaña del mosquito tigre
Para el control de mosquitos se llevan a cabo trabajos en pluviales y zonas inundables, especialmente. Además, tras periodos de fuertes lluvias se intensificarán las inspecciones en los focos catalogados.

Por otra parte, en el último recibo de Aigües de l´Horta se han publicado consejos para evitar su proliferación -como ya se hiciera el pasado año- y en unas semanas arrancará una campaña en redes sociales que se complementará con la elaboración de folletos informativos.

En los tres casos, se establecen rutas diarias de trabajo para canalizar la actividad de los equipos de trabajo, formados por dos personas. Durante las intervenciones se toma nota de los puntos donde se aprecia una mayor presencia de insectos y animales para elaborar un registro en forma de mapa sobre el que plantear el calendario de aplicaciones de mantenimiento con objeto de mantener la población en niveles aceptables.

"El municipio se ha dividido en 11 zonas con sus correspondientes sectores y áreas de trabajos. Esta división ayudará a planificar las jornadas de trabajo de campo y posteriormente a obtener información sobre el grado de infestación de cada zona", matiza Encarna Lerma Besó.

Los trabajos periódicos tienen lugar en los meses de marzo y abril, junio y julio, y octubre y noviembre. Entre diciembre y febrero se realizan dos días por mes inspecciones en las zonas conflictivas como parques y avenidas con palmeras y olivos, zonas cercanas a supermercados, perímetro de los mercados y mercadillos municipales, etc., así como todos los tratamientos coyunturales necesarios según las demandas ciudadanas previa inspección.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook