02 de mayo de 2018
02.05.2018
Seguridad

Guerra entre el SPPLB y Xirivella

El sindicato pide el cierre del retén por irregularidades y el ayuntamiento defiende que cumple con todas las medidas de seguridad

03.05.2018 | 11:56
El concejal Josep Moret

El sindicato de Policía Local y bomberos SPPLB ha denunciado ante la Inspección de Trabajo las supuestas irregularidades del retén de Xirivella, del que reclaman un cierre inmediato "por no cumplir con las condiciones adecuadas".

En un comunicado, este sindicato advierte que el retén "carece de salida de emergencia", que prácticamente "no se controla el acceso" y que las ventanas no tienen de rejas, por lo que el acceso es fácil desde la calle, al tratarse de un bajo.

"Si este local correspondiese a una empresa privada el propio ayuntamiento la hubiera cerrado, pero claro, al tratarse de un local de la propia administración no pasa nada", han lamentado las mismas fuentes.

El sindicato indica que "existe una gran preocupación por el colectivo policial como del personal civil que trabaja en estas dependencias por tal situación, teniendo presente que se trata de un bajo con una sola entrada, una ratonera sin salida en caso de emergencia".

También se ha denunciado el estacionamiento de las motos policiales en dependencias del hogar de los jubilados, o que los vehículos de las patrullas se estacionen en la vía pública, "a merced de cualquier malintencionado".

Este sindicato no ve "correcto ni legítimo que las dependencias no tengan ventilación" y se deba recurrir a iluminación artificial "las 24 horas del día", pese a tratarse de unas instalaciones modernas, que han costado más de 600.000 euros, han agregado.

Por su parte, el concejal de Seguridad, Josep Moret, ha calificado de "absolutamente falsas" las acusaciones del sindicato y ha ido "desmontando" sus tesis una a una. El regidor apunta que cuando este edificio fue finalizado en 2006 "hay un acta de final de obra en la que se detalla que se ha hecho todo en base a la normativa vigente y está correcto". Por ello, "no entiendo que pidan rejas para las ventanas cuando la normativa actual lo impide por seguridad".

Pero Moret fue más allá. "Se quejan de la ventilación. En septiembre de 2017, el plan de prevención de riesgos laborales hizo un exhaustivo informe que no detectó anomalía alguna, ni requirió una actuación inmediata por ello", reveló el concejal. Pese a todo, indicó que para este ejercicio hay presupuestada una pequeña partida para mejorar el aire acondicionado.

El concejal atribuyó el comunicado del sindicato "la campaña de desprestigio que lleva a cabo" pero "lo cierto es que contamos con medidas de seguridad y una plantilla, que solo está a dos efectivos de estar totalmente cubierta, circunstancia que no ocurría desde hace años. De hecho, hay un proceso de selección abierto para cubrir esas dos plazas y con otras dos de comisión de servicios, la plantilla puede estar al 100%".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook